Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Entre disturbios, Schiaretti inauguró la repavimentada Avenida Goycoechea

El acto se llevó a cabo esta mañana en la reconocida calle de Villa Allende. Hubo manifestaciones de integrantes del gremio Luz y Fuerza que rechazan la modificación del convenio colectivo de trabajo y reclamos de comerciantes de la zona indignados por el retraso de la obra. Hay tres detenidos.


Por Lucía Argüello | luciaarguello@elmilenio.info

Fotografías: Eduardo Parrau 


El gobernador Juan Schiaretti visitó Sierras Chicas esta mañana en el marco de la inauguración de la nueva rotonda y primer tramo de la Avenida Goycoechea, una de las principales arterias de ingreso a Villa Allende. Se trata de un tramo de la Ruta Provincial E-54 que se extiende desde la intersección con Avenida Argentina (a la altura de la Agencia Córdoba Deportes) hasta el Puente Maluf, sobre el arroyo Saldán. Los trabajos fueron financiados principalmente por la Dirección Provincial de Vialidad, a través de un convenio firmado con la Comunidad Regional del departamento Colón.

“Es una alegría para nosotros haber invertido 31 millones de pesos en estos 900 metros de ruta que son muy importantes para la ciudad de Villa Allende. Y aprovechando nuestra visita, le vamos a entregar a nuestro amigo, el intendente Eduardo Romero, cinco millones y medio de pesos del fondo de Desarrollo Urbano para que siga con las obras de cordón cuneta”, declaró el gobernador Juan Schiaretti durante el breve acto.

Vale recordar que, por el estado de la calle, el trabajo demandó la remoción completa de la carpeta asfáltica y su repavimentación, en parte con hormigón, en parte con asfalto. La obra, dividida en tres etapas, tenía una duración prevista de seis meses aproximadamente. Sin embargo, tras su inicio en junio del 2017, varios inconvenientes extendieron su finalización, que se produjo en mayo de este año.

“Es una obra muy importante y muy necesaria para la ciudad de Villa Allende. Nosotros pedimos disculpas a los comerciantes y a los vecinos por las demoras que hemos tenido, fueron cuestiones que iban más allá de nuestro poder. Hubo mucha lluvia, problemas con la entrega de materiales, problemas internos de la empresa. Pero bueno, lo importante es que la obra se hizo y ya está inaugurada. Pronto se pondrán las flores para darle el toque final”, apuntó por su parte el intendente Romero.

Tensión, manifestaciones y disturbios

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La situación se tornó tensa cuando, minutos antes de la llegada del gobernador Schiaretti, la policía increpó a un hombre que llevaba un cartel y, al negarse a mostrarlo, las fuerzas de seguridad procedieron a deternlo. Se trataría de Leonardo Gramato, un comerciante de la zona que pretendía manifestar su enojo ante los grandes daños económicos que le produjo el retraso de la obra.

Propiedad: El Milenio 

Acto seguido, la llegada del gobernador desató las protestas de integrantes del gremio Luz y Fuerza, que se habían congregado en el sector para reclamar contra las intenciones del gobierno provincial de modificar el convenio colectivo de trabajo de los empleados de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC).

En medio de insultos y cánticos, el gobernador se apresuró a cortar la cinta y se retiró del lugar en su auto, mientras los manifestantes le arrojaban piedras y otros objetos. En declaraciones a otros medios, la policía afirmó que se está investigando a los agresores.

Por el momento, dos hombres y una mujer fueron detenidos. Al menos dos de ellos (Carina Sosa y Leonardo Gramato) son comerciantes de la zona, aunque no estuvieron vinculados al episodio de la pedrada. El tercer detenido sería el hijo de Gramato, quien, según sus familiares, fue apresado al dirigirse a la comisaría para averiguar noticias de su padre.

(Gentileza Canal 10)

Fundidos

“Once años hace que tengo mi comercio acá y once meses de obra me fundieron. Hoy vienen a inaugurar, pero en todo este tiempo no apareció nadie. Pensamos que por fin íbamos a tener la chance de ser escuchados, de expresar nuestra situación, pero no pudimos. Desde la Municipalidad la única ayuda que nos dieron fue descontarnos por unos meses el pago de la tasa de Comercio e Industria, que no llega ni a 600 pesos. Yo tengo una zapatillería y perdí tres temporadas, estoy fundida. Tres negocios directamente tuvieron que cerrar”, expresó Fernanda Almanza, otra comerciante de la calle Goycoechea.

“La obra era necesaria y es un beneficio para la ciudad, pero nadie pensó en los más de cien comercios que salían perjudicados y en las familias que viven de esto. Los funcionarios decían que nos entendían, pero no nos daban soluciones. Ahora, a una de las chicas la golpearon y cuando otra compañera fue a reclamar a la policía, se la llevaron”, añadió.

Respuesta oficial

Foto: Archivo El Milenio.

Tras los desafortunados eventos de la mañana, el intendente Eduardo Romero habló en exclusiva con El Milenio y pidió disculpas por el retraso en la finalización de la obra y por la situación de tensión que se produjo durante la inauguración. “Acá lo que hay que destacar es el trabajo conjunto entre Municipio, Provincia, Nación y vecinos. Sé que es muy difícil lo que han vivido los comerciantes, pero es momento de mirar para adelante y seguir trabajando”, afirmó el intendente y adelantó que “se viene mucho más asfalto para Villa Allende”.

Con respecto a los disturbios sucedidos, Romero comentó: “Queríamos festejar, pero lamentablemente no pudimos. Acá todo el mundo puede protestar tranquilamente, pero estamos absolutamente en contra de los escraches y las agresiones como las que sufrió el gobernador, es una falta de respeto”.

“Todos tienen derecho a manifestarse, a reclamar sus derechos, pero hacerlo en un marco de odio y violencia no nos conduce a nada, más bien todo lo contrario, nos resta como sociedad”, reafirmó más tarde en un comunicado oficial.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: