Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

“Es cuestión de llegar, no de competir”

Nancy González lleva el atletismo en las venas y lo demuestra en cada paso que da a través de los caminos de la vida. En una entrevista con El Milenio, la maratonista unquillense habla de sus orígenes, del día a día y de su logro más importante: la familia.


Por Matías Pérez | matiasperez@elmilenio.info

Colaboración: Jeremías Carra, Luciano Ibarra. 4°B IMVA.

Milagros Ferreyra. 4°B IENM


Nancy Patricia González, como se presentó ante El Milenio, es una atleta unquillense de 51 años que inició como corredora cuando tenía 17 y esto fue gracias a su papá, quien solía correr en distintas competencias de la región.

Por esto mismo, en el año 1982, más precisamente 35 años atrás, sabiendo que se organizaba una maratón en el Pan de Azúcar, se anotó por primera vez y sin práctica alguna se posicionó en un tercer puesto. Desde ese momento no dejó de correr nunca más.

Pero no todo fue color de rosas en lo que respecta a su carrera como deportista, ya que también a los 17 años tuvo que ser operada de los pies y como le dijo Nancy a este medio: “Me los dejaron terriblemente mal y fue una bendición que no me duelan de la forma que corro”.

Es que ella es como un correcaminos de las Sierras Chicas, ya que a tan solo dos meses de ser operada, mientras cursaba como alumna del Instituto Nuestra Señora de las Mercedes, seguía corriendo y ganaba igual.

“Que la gente te grite Unquillo o Nancy es muy lindo”.

El Milenio: ¿Nunca fue un impedimento para vos?

Nancy González: No, corrí los 42k y 21k, fui al Uritorco a correr hace dos semanas, y salí tercera sin prepararme, ni nada.

EM: ¿Explícanos eso de que tu papá fue una inspiración para vos?

NG: Es como que lo tengo en la sangre, hay veces que salgo a correr sin entrenar y termino en primer puesto, o segunda, o tercera, según el estado en que este en dicho momento.

Además de que mi hijo también corre, por lo que se está pasando de generación en generación.

EM: ¿Correr para vos es un hobbie o lo hacés de forma profesional?

NG: Me gusta  correr mucho, pero es un hobbie en mi vida.

EM: ¿Qué es lo que más te gusta de correr?

NG: Te lo voy a contar a través de lo que siento cada vez que corro.

Por ejemplo, cuando corrí los 42k, a través de todas las estaciones que tienen, y desde que empezás desde los 5k, vas pasando por distintas sensaciones. Hasta que llegás a los 39k y pareciera que te estás muriendo. Vienen los 40k y recordás a tu familia y todo lo lindo que te ha sucedido, por lo que es imposible comenzar a revolucionarte, y una vez que llegás a los 42k, viene lo más lindo: los aplausos de la gente.

EM: Sos una embajadora de Unquillo cuando competís en distintos lugares: ¿Recibís ayuda del municipio?

NG: Sí, recibo apoyo de la Municipalidad de Unquillo.

EM: Ya que esto es un hobbie: ¿A qué te dedicás en tu vida?

NG: Trabajo por hora, cuido mellizas y limpio una casa.

EM: ¿Cómo es tu entrenamiento?

NG: Todo el día en bici, ese es mi entrenamiento, ir y volver en bici, vaya donde vaya. A través de ambientes montañosos o sobre el llano. Nunca tuve un entrenador, salvo en córdoba con el equipo de Adidas.

EM: ¿Cuál considerás que es tu mayor logro?

NG: Entre mis logros están las competencias. Pero mis hijos son los mayores y ellos también son muy deportistas.

EM: ¿La preparación es diferente para los 21K que para los 42k?

NG: Si, por ejemplo, para los 42K es una preparación más mental, el cuerpo yo sé que llega, pero es más espiritual para que aguante.

EM: ¿Qué sentís cuando llegás a la meta de un 42K?

NG: Cuando llegué, abrí los brazos y entré llorando. Después de eso me agarro bronquitis, se me bajaron las defensas. Pero se venía la subida del Uritorco y me iba a anotar igual.

Cuando arribé me dijeron que no iba a llegar y les dije “voy a ir y voy a bajar” hasta que finalmente salí. Al terminar el desafío lloré, grite, no sentí ningún dolor, no se me cerró el pecho para nada.  Sin saberlo, me dijeron que había salido primera.

EM: Entonces: ¿La cabeza manda?

NG: Sí, cuando me propongo correr 10 kilómetros, los termino y quiero seguir, por eso muchas veces agarro otra ruta y me pongo otra meta. Siempre me digo mentalmente, que tengo que llegar.

EM: ¿Varía mucho para vos el escenario donde se corre? ¿Tenés preferencias de zonas para hacerlo?

NG: Me encanta la montaña, sufro menos. Ya es costumbre porque corro siempre acá, las Sierras Chicas son mi pista de entrenamiento.

EM: ¿Conocés a otros colegas de la región?

NG: Sí, por ejemplo, conocí a Belén Marocchi, que corrió en la maratón de Unquillo, pero en realidad conozco a muy pocos de acá, la mayoría son más del interior como Villa María, de Pilar.

EM: Hace 35 años que corrés: ¿Con el paso de los años sentís que te has preparado mejor?

NG: Sí, ahora corro con un poco de miedo, por si pasa algo en mis piernas. Ves gente que se cae adelante tuyo, pasa la ambulancia, entonces freno y me calmo, porque tengo familia y me tengo que cuidar. Además, no corro a nadie, porque es cuestión de llegar, no de competir.

EM: ¿Tu meta siempre es llegar?

NG: Sí, donde hay mucha gente sí. En los 21 km, te enfocás más en las otras personas, en esa compito un poco más.

EM: ¿No pensás en retirarte?

NG: No. Voy a seguir hasta que me den las piernas, me voy a anotar en todas las maratones, porque no sé si mañana me pase algo.

EM: ¿Has podido salir de la Argentina?

NG: Quería ir a la de los Andes pero no puede ir.

EM: ¿Cuál fue tu record?

NG: Hice tres en un mes.

EM: ¿Te gusta esto de representar a Unquillo?

NG: Es que es mi pueblo.

EM: ¿Cualquiera puede correr?

NG: Sí, sin lugar a dudas. Como lo mencioné antes, solo hay que mentalizarse. Hace falta más voluntad que dinero, porque la mente es la que ordena al cuerpo.

EM: Y estar saludable…

NG: Sí, tengo 51 años y parezco de 20, por ejemplo, mi hija no tiene ganas ni de caminar (Risas).

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: