Anuncios

El arte como motor de vida

Iliana Etchemendy es una artista plástica de Mendiolaza reconocida por sus pinturas paisajísticas. 


Por María Emilia Soria | emiliasoria@elmilenio.info
Colaboración: Carlota Arrieta. 4°B, IENM y Jerónimo Palacini. 4°B, IMVA,


Iliana “Yiyi” Etchemendy desde muy pequeña tuvo inclinación por el arte. Con una impronta artística musical y plástica, actualmente comparte sus pasiones entre la docencia y la soledad del taller.

Fotografía: Eduardo Parrau.

El Milenio: ¿A qué se dedica actualmente?

Iliana Etchemendy: Soy docente de música, aunque yo digo que ese es mi hobby. Soy docente desde el ‘86 que egresé del Conservatorio Provincial de Música.

Me he dedicado de lleno a la música. Pero en el ’86, ingresé a la Escuela de Arte de la Universidad Nacional de Córdoba. Empecé a estudiar pintura y me licencié.

Vengo exponiendo mis pinturas desde el año ‘99. Prácticamente las horas que yo llevo trabajando en la escuela es el mismo tiempo que trabajo en pintura en mi taller.

EM: ¿En qué ciudad trabaja?

IE: Yo trabajo en Mendiolaza. En un espacio que fui ganándole a la casa, una galería que cerré y en la que empecé con el taller. También ahí, doy clases de dibujo y pintura.

EM: ¿Qué es lo que disfruta más de sus oficios?

IE: Son muy distintos. Inclusive la postura de uno frente al otro es totalmente diferente.

Dar clases significa exteriorizar y comunicarse con otros, directamente con los alumnos. Yo disfruto dar clases, me gusta mucho. Lo fui descubriendo de a poco; nunca pensé que iba a dar clase. Cuando empecé con esta actividad me apasioné.

El contacto con los chicos, compartir experiencias y que ellos te cuenten cosas, eso es apasionante.

La pintura es una cuestión mucho más reflexiva, más introspectiva. El dibujar es como una cuestión muy personal e íntima. Es casi como muy individualista también.

EM: ¿Qué tipo de obras hace actualmente?

IE: Yo digo que hago paisajes, para definir una temática, no veo un paisaje y lo pinto. Yo no lo tomo como modelo sino que tomo algunos aspectos de ese paisaje para incluirlo en la obra.

Por ejemplo, cuando voy por lugares que conozco o no conozco, recorro, miro, observo, por ahí hago un boceto de algún objeto, pero no es que lo copio y después construyo el paisaje en base a todos los elementos que tengo, voy ubicándolos en un cuadro y lo voy componiendo. En esa composición se forman cosas interesantes porque no es algo que esté en el natural, sino que voy construyendo.

Fotografía: Eduardo Parrau.

EM: ¿Cuánto tiempo le lleva hacerlo?

IE: Lleva bastante tiempo, porque es una construcción que va creciendo desde el primer día. Pero el cuadro, en principio, es como que tiene mucha movilidad.

EM: ¿Hace exposiciones de arte?

IE: Donde me inviten. En general hago exposiciones desde el ’99, y en el 2000 participé con un grupo de artistas que formamos en Mendiolaza y que se llamaba “Mendiolaza en el arte”, e hicimos muchísimas exposiciones juntos, en distintas partes desde Mendiolaza a todo Córdoba.

En los últimos años ya expuse individualmente; hice muestras individuales en el centro de Córdoba, Entre Ríos, etc.

Este año, la primera individual fue aquí en Unquillo, en el Museo Spilimbergo.

EM: ¿Qué tipo de pintura hace?

IE: Es figurativo, es un paisaje, no copiado del natural, sino un paisaje construido. Tanto en dibujo como en pintura trabajo con distintas técnicas, por ejemplo con pintura acrílica, y en los dibujos con grafito, carbonilla, empleando más técnicas mixtas en el dibujo. Siempre en base al paisaje, a veces toda una porción del paisaje, por ejemplo troncos.

También me llama mucho la atención todo lo que tiene que ver con catástrofes naturales, cómo queda todo después de las catástrofes. Todo lo sucedido en las Sierras Chicas me motivó mucho, fue un disparador. El compromiso de uno como ciudadano también está en hacer algo al respecto. A lo mejor yo no voy a ir a sacar el barro de una casa, pero sí puedo hacer concientizar a la gente sobre las cosas que pasan y de qué manera uno puede contribuir a cambiarlo o mejorarlo.

Fotografía: Eduardo Parrau.

EM: ¿Pintó alguna obra en Mendiolaza?

IE: Tuve que hacer una pintura para el Museo a Cielo Abierto. Es un paisaje justo de ahí, de El Talar de Mendiolaza.

EM: De todos los artistas ¿Con quién se siente más identificada?

IE: De todos los artistas, me gusta mucho Enrique Policastro de Argentina, que fue un gran pintor, a lo mejor no es el más conocido como paisajista, porque hace un tipo de paisaje muy especial, él ya murió hace varios años. Me gusta también Anselm Kiefer, que es un alemán. Él también tiene un lenguaje en la pintura que me gusta mucho, su manera de expresarse.

EM: ¿Cuáles considera que son sus mayores logros?

IE: El logro creo que está en disfrutar las cosas que uno hace, en dedicarse a ellas con mucha pasión, con muchas ganas y poder complementarse en todos los aspectos, que es una cuestión muy difícil sobre todo para una mujer cuando es madre, complementar el rol de madre con el de docente y con el de artista, es difícil. Lograrlo a veces es duro, pero bueno, cuando uno va haciendo camino va disfrutando el trayecto.

EM: ¿Cuáles son sus objetivos para el futuro?

IE: Seguir haciendo lo que hago, poder seguir mostrando la obra, creo que tiene que tener cierta dinámica, no quedarse durmiendo en el taller de un artista, sino poder mostrarlo y poder llevar el mensaje de la obra a la gente, porque es un mensaje cargado de sentido.

Anuncios

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

Otras noticias de elmilenio.info

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: