Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

La casa de la mateada

Se trata de un programa internacional que invita a estudiantes de Estados Unidos a visitar Argentina con fines comunitarios y solidarios. En esta nota, los detalles.


Por Carlota Arrieta y Jazmín Corvalán. 4°B IENM.

Lucía Cardozo y Jerónimo Palacini. 4°B IMVA

Alumnos de la Universidad Loyola Marymount de Los Ángeles, Estados Unidos, en el marco del programa de intercambio, llamado Casa de la Mateada, visitan, recorren y conviven con parte de la sociedad argentina.

La finalidad de esta propuesta denominada Casa de la Mateada refleja el objetivo de los jesuitas, que es el de formar a los estudiantes en solidaridad con los otros y por los otros. En este marco, los estudiantes norteamericanos llegan a Argentina para cursar algunas materias en la Universidad Católica de Córdoba y también comparten actividades prácticas con distintas comunidades, como por ejemplo en La Luciérnaga.

Casa de la Mateada es un tipo diferente de experiencia en el extranjero. Ofrece una rara y emocionante oportunidad para que los estudiantes experimenten la praxis, la vida comunitaria, el análisis crítico, la reflexión, y la formación espiritual en la dinámica ciudad de Córdoba.

El programa está arraigado en cuatro “pilares”: Comunidad, Académicos, Espiritualidad y Acompañamiento. Los estudiantes viven simplemente en una vivienda compartida en Córdoba, mientras también, toman clases tres días a la semana en la UCC. Los otros dos días se pasan en “sitios de praxis” donde se les da a los estudiantes la oportunidad de sumergirse en la vida de comunidades humildes y marginadas de Córdoba y sus alrededores.

“No es una experiencia de servicio voluntario; es para compartir espacios en los barrios más humildes, acá en Córdoba. La idea no es para ayudar sino para acompañarlos y compartir con ellos”, indicó Jacob Wild Crea, coordinador del programa.

“Nosotros traemos chicos de los Estados Unidos para poder sacarlos de su vida y tener otras experiencias, tener contacto con otra gente, otra cultura, para poder crear un espacio para criticar nuestras ideas y nuestra cultura. Las charlas que brindamos son para que los chicos puedan seguir pensando y viendo las cosas del lado crítico, ver cómo nos ubicamos en el sistema racista, o en las culturas en general y para poder hacer eso tenemos que pensar críticamente”, agregó el coordinador.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: