Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Picaduras y mordeduras peligrosas

Son habitantes silenciosos de la naturaleza y son capaces de resistir todas las estaciones, pero es en verano cuando las arañas, alacranes y los ofidios se vuelven más visibles por las altas temperaturas y porque la población pasa más tiempo al aire libre.

Alacranes en Sierras Chicas


Por Redacción El milenio

periodico@elmilenio.info

Encontrarse con un alacrán, araña extraña o serpiente no es nada grato, ya que el miedo a ser picado o mordido por estos temidos animales está en las pesadillas de más de un cordobés. En nuestra región muchas personas sufren año tras año las consecuencias de ser atacados por estas especies.

Aunque el invierno aún se siente y estos animales aparecen más en temporadas de mucho calor y humedad, como dice el dicho de la abuela: “más vale prevenir que curar”.

Arañas

18-B-La-viuda-negra-tiene-una-mancha-roja-en-forma-de-reloj-de-arena

Según el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) del Ministerio de Salud de la Nación, se registran más de 1.200 casos de picaduras de arañas por año. En la provincia, la mayoría de estos accidentes se producen por las Latrodectus (Viuda Negra) y en menor medida por las Loxosceles (araña de los rincones, araña marrón). Pero las picaduras más comunes son las de las arañas: corredora de los jardines, de jardín y la araña pollito. Tres especies que no generan riesgo letal.

Es necesario saber que dentro de las 24 hasta las 48 horas desde la picadura podría manifestarse loxoscelismo cutáneo-visceral, escalofríos, fiebre, presencia de sangre en la orina, anemia, hemólisis y coagulación intravascular diseminada.

A su vez, en el caso de sufrir una picadura, se deben retirar anillos, pulseras, cadenas, tobilleras y calzado que puedan comprimir y agravar el edema en la zona afectada.

Alacranes

Alacranes

Los alacranes o escorpiones se distribuyen en toda la provincia. Tienen hábitos nocturnos y prefieren lugares húmedos y oscuros: debajo de piedras, troncos, grietas, detrás de zócalos, marcos de madera y resumideros. A veces, se refugian dentro de los zapatos, ropas y hasta en la cama.

En el país existen más de 45 especies. Entre las más peligrosas figura el Bhothriurus bonariensis y el Tityus trivittatus. El primero tiene una cola con un único aguijón, pinzas redondeadas y cortas, su dorso es de coloración homogénea y su picadura no es peligrosa, sólo produce efectos locales. En cambio, la Tityus trivittatus es responsable de los casos graves y potencialmente letales. Su cola es el aparato inoculador y posee un apéndice anexo característico, que semeja dos aguijones, tiene pinzas delgadas y largas, de color castaño claro con tres líneas o franjas longitudinales más oscuras que resaltan en el dorso.

En caso de picadura de alacrán, hay que tratar de capturarlo para que pueda ser identificado. Además, aplicar hielo en el lugar de la picadura para aliviar el dolor y retrasar la absorción del veneno. El tratamiento en los casos moderados o graves debe realizarse con el antiveneno específico que se encuentra en todos los hospitales públicos regionales.

El dato: Es importante eliminar las cucarachas de las viviendas, pues son alimento de los alacranes.

Serpientes

yarara_1_0

Las serpientes muerden cuando la persona se acerca superando el umbral defensivo del ofidio. Por eso, la principal recomendación es evitar atravesar áreas poco conocidas (pajonales, bosques, selva, zonas inundadas) especialmente por la noche ni caminar en sitios donde puedan ser poco visibles por malezas o desniveles en el terreno. Asimismo, los más chicos deben ser llevados en andas cuando se transita por el campo en la noche y no deben acercarse a una serpiente aunque parezca dormido.

El Programa Nacional de Ofidismo registra unos 850 eventos cada año. En su mayoría, provocados por víboras yarará (género Bothrops), menos de 5%, por serpientes “cascabel” (Crotalus) y en un porcentaje ínfimo por serpientes coral (Micrurus). El 25 %de las notificaciones corresponden a adolescentes de 11 a 20 años. En cuanto a la localización de la mordedura, siete de cada diez ocurre debajo de la rodilla.

En caso de haber sido mordido por una serpiente, lo primero que se debe hacer es retirar objetos que puedan comprometer la circulación sanguínea. También es importante inmovilizar y elevar el miembro afectado. A su vez, no hay que aplicar torniquetes que agravan el bloqueo vascular y favorecen el síndrome isquémico-edematoso y la necrosis. Además, no hay que realizar incisiones en la herida para succionar veneno ni consumir aspirinas que podrían favorecer las hemorragias. Tampoco se debe suministrar bebidas alcohólicas para mitigar el dolor ni colocar sustancias como vinagre o alcohol en la zona de la mordedura.

El Hospital Urrutia cubierto

En la actualidad, el Hospital Provincial Urrutia de Unquillo cuenta con suero contra las picaduras de arácnidos y serpientes. Por otro lado, personal del lugar informó a El Milenio que cada paciente ingresado debe esperar después de recibir el antídoto un lapso no menor a las seis horas. Pero si el arácnido o serpiente atacante es la especie más venenosa, las victimas se derivan al Hospital Rawson de la ciudad de Córdoba. Por último, en lo posible, se recomienda desde el nosocomio que se atrape vivo a la especie que causó la picadura.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: