Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

“Estamos hartos de sufrir porque la mujer llega tarde a la consulta”

Bajo esta premisa, un equipo de médicos trabaja en la prevención del cáncer de mamas, por tratarse de la patología ginecológica que afecta a más mujeres en esta parte del mundo. Los profesionales voluntarios disertaron en instalaciones del IENM.

tyrius-cáncer-mama

Colaboración: Sol Periales y Morena D´Aangelis, 4º IENM.

“Estamos hartos de sufrir porque la mujer llega a la consulta tarde; ese el motivo por el que uno se siente tan mal cuando le tiene que decir que a una paciente que padece una enfermedad incurable. Es un soberano desperdicio, por eso vinimos a decirles a los chicos que se cuiden, que se hagan un auto examen periódico-las mujeres en las mamas y los varones en la parte genital- y la posibilidad de que consulten con especialistas. Lo que recomendamos en este colegio, como en cada lugares a donde vamos, es que transmitan salud y que lleven los resultados del avance de la medicina y al seno de las familias para que tomen noción”, fueron las palabras de Alfredo Tonda.

Tonda es el coordinador en el área de Extensión Universitaria de un grupo de profesionales médicos dependientes de la primera cátedra ginecológica del Hospital de Clínicas. También lo integra la Dra. Beatriz Fernández Lauret, quien también está a cargo del Programa de Maternidad y Paternidad Responsables del Ministerio de Salud de la Provincia; la Dra. Laura Romero que trabaja en el Consejo Provincial de la Mujer y el Dr. Pedro Espinosa quien está a cargo de la PFO (Practica Final Obligatoria). Equipo que encara voluntariamente el Programa de Salud Sexual y Reproductiva con el apoyo de la Jurisdicción de Dirección de Maternidad e Infancia Ministerio de Salud de Córdoba.

“El cáncer de mama es la patología más frecuente y la que más mata a las mujeres en Córdoba, en Argentina, en Latinoamérica y en el mundo. Es un flagelo que la Organización Mundial de la Salud está priorizando porque, a pesar de que el screening mamario o mamografía esta propuesto hace 15 años como obligatorio -para mujeres de los 40 años hasta 65 años- no se logra bajar los índices de mortalidad por este tumor maligno”, declaró la Dra. Romero.

De hecho, explicaron que en los últimos cinco años se ha incrementado notoriamente la cantidad de pacientes que llegan tarde a la consulta de diagnóstico al Hospital de Clínicas, pues ya está avanzada la enfermedad, en edades cada vez más tempranas. De allí, la importancia de difundir en las áreas periféricas de Córdoba los factores de riesgo de dicha patología.

A la hora de prevenir, señalaron la imperiosidad del control semiológico de la mama, la autoexploración mensual del seno -palparse prestando atención a secreciones, abovedamiento, inflamación, nódulos, retracción, cambio de coloración-. Con esto, sumado al control mamario ginecológico anual en el que se solicite una mamografía a partir de los 40 años y a más temprana edad la ecografía mamaria, no se debería llegar tarde al diagnóstico.

Entre los factores de riesgo que no se contemplaban con anterioridad figura la ausencia o insuficiencia de amamantamiento (mediante la que se eliminan células que podrían ser malignas); la nuliparidad -el no haber tenido nunca hijos- o haberlos tenido a partir de los 35 o 40 años; el sedentarismo, sobrepeso y malos hábitos en la ingesta (incluso el alcohol); los tratamientos hormonales -por la incorrecta toma de anticonceptivos- (sin prescripción médica); también el desarrollo precoz -haber menstruado desde muy chica y tener la menopausia tardía-favorece.

El tumor mamario crece lentamente -hasta alcanzar un centímetro de tamaño pasan entre 8 y 11 años- por eso se da más en la adultez, pero cada vez es más frecuente en mujeres de 30 años y hasta adolescentes. Vale aclarar, que los hombres también pueden padecerla pero en menor medida.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: