El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

¿Cómo sucedió el ciberataque al Poder Judicial de Córdoba y cómo afecta al ejercicio de los abogados?

Este domingo se venció los días declarados inhábiles para el ejercicio del poder judicial tras el ataque sufrido al Sistema de Administración de Causas el pasado 12 de agosto. Por ahora se espera que el sistema vuelva a operar con cierta normalidad, aunque avisaron que tardará “un plazo mayor” en estar 100% operativo. El abogado laboral Fernando Manavella explicó a El Milenio como afectó al trabajo cotidiano la falta de este sistema digital de expedientes.
  • Colaboración: Valentín Elena, Guillermina Ponsi (IENM) – Catalina Bassini, Francesca De La Fuente (IMVA)

El pasado viernes 12 de agosto, el sistema informático del Poder Judicial de Córdoba fue atacado por un virus de tipo “ransomware”,  es decir un programa informático cuya función fue borrar toda la Base de Datos que estaban cargadas en el SAC (Sistema de Administración de Causas).

El ataque se habría iniciado desde una PC de la unidad fiscal de Jesús María y desde el propio Poder Judicial cordobés aseguraron que se trataría del “peor ataque en la historia a instituciones públicas” recibido en los últimos años.

Afortunadamente, gran parte de la información sensible como expedientes, causas o pruebas se encuentran resguardados en un Backup y tan solo es necesario volver a cargarlos al sistema para que estén nuevamente en línea.

No obstante, también comentaron que este trabajo está demorando más tiempo del previsto. Como el virus se expandió a gran parte de las computadoras físicas que se conectan al sistema, primero es necesario desinfectarlas a todas para evitar que los datos vuelvan a borrarse.

“A todos los abogados este ciber-ataque nos ocasionó un quiebre en nuestra dinámica profesional; no podíamos presentar escritos, e impulsar los expedientes, no podíamos retirar dinero, fue literalmente un caos”, afirmó a El Milenio el abogado laborista Fernando Manavella.

El profesional también comentó que por el momento volvieron al sistema tradicional de entregar expedientes de forma presencial a los Tribunales provinciales, hasta que exista una verdadera certeza de que el SAC volverá a operar con normalidad.

“Es un paliativo tonto” expresó Manavella, al considerar que aunque se presenten los expedientes, no se puede impulsar las causas si no están cargadas al sistema. “Lo cierto y real es que la actividad está actualmente paralizada”, se lamentó el profesional.


Un sistema totalmente digital

Según explicó el doctor Manavella, la digitalización del Poder Judicial cordobés, comenzó con varias pruebas piloto a mediados del año 2015 en algunas circunscripciones de la provincia. Aunque la llegada de la pandemia, fue el paso definitivo para que este sistema virtual pasara a ser la regla en el mundo jurídico cordobés.

“Salvo para el caso de alguna que otra audiencia presencial, con la pandemia todo el Poder Judicial se manejaba con expedientes electrónicos, los otrora llenos y concurridos tribunales quedaron completamente vacíos”, manifestó el entrevistado.

Tal fue la aprobación del SAC, que en menos de dos años, gran parte de los expedientes y causas que existían antes de la llegada del Covid-19, fueron pasados al sistema digital, siendo la provincia de Córdoba una de las pioneras en lograr este tipo de transición.

Desafortunadamente, el ataque cibernético sufrido a principios de agosto, vino a demostrar que más allá de sus beneficios, también se trata de un sistema con una gran vulnerabilidad.

“Todo lo que puedan imaginar a lo que se trabaja con un caso; presentar escritos, tomar declaraciones testimoniales, pedir órdenes de pago, quedó totalmente suspendido”, se lamentó el entrevistado.

Entre otros aspectos, también les perjudica en cuanto al cobro de sus honorarios, porque se trata de un trámite que tiene que ser aprobado previamente por el Poder Judicial.

“El cobro de nuestros honorarios lo hacíamos por medio de un sistema que estaba enlazado con el Banco de Córdoba, todos lo pedíamos a través de ese sistema, por lo que lo que no podemos cobrar hasta que se solucione este problema”, sostuvo el abogado laboral.


Qué hipótesis se manejan

En el seno de la Justicia de Córdoba, se manejan dos posibles hipótesis: por un lado que el responsable tuviera acceso a una computadora física de la unidad fiscal de Jesús María y con ayuda interna, lograra cargar el virus.

La otra posible explicación, es que los atacantes usaran un usuario y contraseña de un empleado del poder judicial con acceso de Administrador (el grado más grande que se dispone para operar un programa digital) y gracias a ello, lograran acceder a la parte sensible del sistema.

En cuanto a las razones del hackeo, Manavella es prudente al explicar que por ahora, se descarta cualquier posible robo de datos privados.

Mucha de la información que se maneja en Tribunales está protegida por diferentes tipos de leyes laborales por lo que no es posible que alguien se beneficie filtrando datos. Además, lamentablemente, desde antes del ataque digital, ya existían otras formas de obtener información sin necesidad de hackear el sistema.

“Siempre existieron “bases de datos” que manejan las consultoras y empresas dedicadas a la contratación de empleados, principalmente para saber si un posible empleado tiene un juicio laboral en sus espaldas, por lo que no sería una de las posibles razones”, reflexionó el profesional en Derecho.

Aunque no descarta que la razón principal del ataque se deba a un intento de borrar pruebas de algún expediente, entendiendo que se trata de información sensible y vital para cualquier caso judicial.

Finalmente, en cuanto volverá a operar con normalidad el sistema, desde el TSJ explicaron que hasta este domingo 28 de agosto, se declararon como días inhábiles para trabajar, por lo que esperan que el lunes 29 se pueda volver a trabajar con algo de normalidad.

No obstante, por medio del Acuerdo Reglamentario 1783, se comunicó que más allá de recuperar la operatividad del SAC en el corto plazo, el funcionamiento total “demorará un plazo aún mayor, que no puede precisarse actualmente”.