Pasado el estreno y la euforia de los fanáticos, un breve análisis de la nueva temporada que involucró otro atraco, y novedosos personajes.


SPOILER ALERT: ¿Qué nos dejó La Casa de Papel 3? 3

¿Qué hubiera sido de la nueva entrega de Atresmedia y Netflix sin la aparición de nuevos recursos humanos como Najwa Nimri y Rodrigo De La Serna? Desde el momento cero que se supo de una nueva temporada, se estableció –para variar– otra grieta: los que se emocionaron y los que vieron totalmente innecesario seguir ahondando en una trama que estaba acabada. 

Con el paso del tiempo, surgieron los interrogantes sobre el personaje de Pedro Alonso, Berlín, que tras entregarse por sus compañeros y morir, se lo veía en los tráileres e imágenes de la tercera temporada. 

Al saberse más sobre que traía esta entrega, las hipótesis por la culpabilidad de Tokio (Úrsula Corberó) fueron otra constante, que finalmente, se confirmó. Aunque no falta quienes apuntan a Río (Miguel Herrán), el más débil de la banda cuya vulnerabilidad lo llevó a manos de la policía y de Alicia Sierra, el novedoso componente más odiado.

Es innegable que la historia se había cerrado. Cliché de final feliz, el atraco a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre salió como se había planeado y la banda pudo escapar del Estado para disfrutar y continuar con sus vidas, ahora como millonarios. Darle continuidad, era cuestión de lucro y no desperdiciar el éxito que había alcanzado. 

Sin embargo, ¿estuvo a la altura de las circunstancias? Muchos podrían decir que no. La producción fue extensa, aproximadamente año y medio, hasta que finalmente el 19 de julio de 2019 se lanzó la edición número 3.

Al debutar en 2017 las dos primeras partes, el furor fue automático. Las redes sociales fueron invadidas por memes, videos e imágenes de la serie del momento. Esta vez, volvió a ocurrir. Pero a algunos fanáticos les quedó un sabor amargo respecto a lo que ofreció LCDP3.

SPOILER ALERT: ¿Qué nos dejó La Casa de Papel 3? 4
Gentileza: Netflix.

¿Volver a iniciar otro atraco? ¿Seguir metiéndose en problemas cuando habían logrado huir? Denver es el primero en negarse y muchos apoyan esta moción. Un plan rebuscado sin posibilidades de salir bien. 

Un Palermo, que llegó a salvar la temporada que pecaba de repetitiva. Una relación llevada al extremo, como para no perder la costumbre. Una policía que pudo herir al personaje más estratégico y ponerlo al límite. 

Estos puntos quizá son los que mejor logran definir esta tercera parte, que sin embargo se lograron camuflar con un final de temporada que dejó a todos con la boca abierta y esperando más.

Sin que el golpe al Banco de España haya terminado, la cuarta edición está ya en pleno rodaje, pero aún no se sabe la fecha de estreno. Si bien Río fue salvado y pudo ingresar al nuevo atraco, la aparente baja de Nairobi aún queda por resolverse. Otra cuestión a descifrar es cómo seguirá este Profesor, débil, menos ingenioso y pensante que en las otras ediciones.

¿Qué pasará con la villana? ¿Cuál será el destino de la ex inspectora, Raquel Murillo, ahora Lisboa? ¿Podrán volver Denver y Estocolmo con su hijo Cincinnati? Todos estos temas deben ser resueltos y la opinión popular espera –en gran parte– un retorno a las características de las primeras dos temporadas.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.