fbpx
Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

Sandra Zunino: “Palabras hubo de sobra, llevadas por el viento”

A 4 AÑOS DEL 15F


La docente rioceballense continúa sin palpar soluciones o respuesta ante su desgracia ocurrida en la Gran Inundación de hace 4 años. Perdió su vivienda en Río Ceballos y los locales anexos que significaban los ingresos mensuales de la familia.

Todos los organismos a los que la profesora recurrió han fallado en su palabra, dejándola en una situación de incertidumbre e injusticia. Foto: Noe Vidal

“Perdí mi casa y continúo alquilando, a raíz de la destrucción total de la misma no hemos podido vivir ahí. Después de dos años estoy esperando la resolución del Gobierno de la Provincia de Córdoba y la Municipalidad de Río Ceballos para saber que disponen hacer al respecto”, dijo Sandra Zunino hace un año atrás a El Milenio.

Hoy, a 4 años del suceso, la docente sigue teniendo inconvenientes con esta situación. Por eso mismo, este medio volvió a entrevistar a Zunino, ya que el paso del tiempo no ha significado una mejoría para la damnificada. Al contrario de esto, las promesas realizadas por el Gobierno Provincial y la Municipalidad de Río Ceballos no han sido cumplidas.

La demanda en particular reclama indemnizaciones por las pérdidas materiales que sufrió, tanto en su vivienda como en los tres locales comerciales ubicados al lado de la misma, los cuales quedaron inhabitables.

“Era una casa grande que fue valuada previamente entre los 2 y los 3 millones de pesos. En este sentido, lo que se reclama es el daño por destrucción de la vivienda, pero también lo que sería el lucro cesante, que es de mucha importancia, porque es con lo que ella vivía”, había explicado al Periódico de los Estudiantes, Mauro Ompré, abogado de la damnificada hace unos años.

Situación actual

En una de las casas de Sandra Zunino ubicada en Río Ceballos, la inundación produjo un derrumbe que llevó a la muerte a el inquilino de la misma. 

Desde 2015, la familia de la docente no pudo habitar el lugar por peligro de derrumbe y marcas de agua que llegan a los dos metros.

“Si bien jamás fuimos relevados por la Provincia, desde la Municipalidad de Río Ceballos tenemos una nota en la que el director de ese entonces,
Marcos Quevedo nos emitió, en la que constataba el 100 % de destrucción y la imposibilidad de vivir ahí”, expresa con angustia la docente.

También, aclara que la casa ha sido saqueada y usurpada en varias oportunidades, y la policía puede constatar denuncias sobre ello.

“Sigo alquilando, en marzo debo renovar contrato, todo por mis propios medios. Logré una entrevista con el municipio, gobierno y mi familia el año pasado después de tres años donde me ofrecían 2 lotes, los cuales no poseían escritura, 2 kits para construcción. Pero la mano de obra más construcción pasaba por mí”, expresó Sandra y dejó en claro que se le hace muy difícil con un sueldo docente y siendo sostén de una familia.

“Dejando mi propiedad de cuatro lotes, con 700 metros cubiertos en plena avenida San Martín para que termine siendo espacio verde de la Municipalidad de Río Ceballos ¡Esto es una estafa total!”, denuncia.

Hoy, la propiedad está usurpada y la propietaria no puede realizar modificaciones porque tiene curso legal. Su abogado está buscando testigos y pruebas para presentar la causa.

Movilización y lucha en vano

Desde 2015, Sandra Zunino asistió a todos los lugares que “nos podamos imaginar”, defendiendo sus derechos y los de su familia. “Burocracia por donde la veas, política, desidia”, expresa con repudio.

La parte humana, para la docente, es solo conveniencia de estos organismos. Habló con el  ministro y director de defensa civil, quien considera prepotente y con falta de calidez humana.  

Luego de pedir ayuda a la Municipalidad de la ciudad, le respondieron de manera mediocre que “la última palabra la tiene la Provincia”; “Se tiran la pelota y ya vamos por 4 años”, agrega.

La profesora ya ha asistido a radios, programas de TV , realizado notas a medios gráficos y aún no tuvo respuestas contundentes y escritas.

“Palabras hubo de sobra, llevadas por el viento”, agrega.

Llamado de Justicia

“Necesitaría una entrevista con el gobernador para que le llegue mi campaña qué es la real y no se lleve por prejuicios de sus funcionarios de turno”.

Zunino continúa luchando por su casa, por la que luchó años «y pagué impuestos como ciudadana responsable».

La damnificada también tiene una postura ante la falta de responsabilidad ambiental que están teniendo ciertos representantes de la región. Lo que dijo al respecto fue lo siguiente:

“Esto ya nos pasó a un grupo de personas en Sierras Chicas y no quiero que le pase a ninguna otra persona más, las autoridades sabían que venía la creciente. Por eso hay imputados y más muertes de las que declararon, entre ellas el señor de Salta que le alquilaba un salón comercial. Nadie avisó, por eso es importante el sistema de alertas, mantener El Montecito, controlar el dique y limpiarlo. También mejorar puentes que no fueron realizados los arreglos correspondientes, no seguir sacando árboles que detienen la correría del agua cuando desciende. Entre otras cosas, ¡que no tengamos más para nadie un 15 de febrero!”

Sandra, actualmente tiene relación con otros damnificados y está en el grupo de Defensa Civil de Río Ceballos como “manzanera” para advertir al barrio y su gente que pasa con el dique, lluvias,  peligros.

El objetivo es que no pase lo que ya les pasó. “Nos ayudamos entre vecinos”, concluye la docente.



Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: