Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

CDI: Una necesidad en Unquillo

GESTIÓN PÚBLICA/ UNQUILLO


Alejandra Martínez, Directora del área de Niñez y Jóvenes del municipio unquillense, alegó que los CDI se encuentran trabajando con más de cuarenta niños que reciben comida, apoyo y contención.

En los Centros de Desarrollo Infantil realizan el acompañamiento de la planificación del presupuesto,las reuniones de equipo y la constitución de los mismos que trabajan en los distintos centros. También, gestionan y articulan el área de cada centro hacia fuera. Para eso, están los docentes y los referentes de cada lugar.
  • Por Redacción El Milenio.
  • periodico@elmilenio.info
  • Ana Sánchez y Candela García. 4°A IMVA.
  • Cayetano Bellomo y Franco Lehmann. 4°B IMVA

María Alejandra Martínez es Docente y Técnica en Recreación y Trabajo Comunitario y,desde el año 2009 se encuentra coordinando el Área de Niñez y Jóvenes de la Secretaría de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Unquillo.

A su vez, su compañera de trabajo Nadia Romeros, que se encuentra desde el año 2011, tambiénes Docente y lleva adelante la administración del área de Salas Cunas de la ciudad, ubicadas en el polideportivo e inauguradas recientemente.

Los Centros de Desarrollo Infantil (CDI) de cada ciudad son gestionados por las autoridades locales y provinciales. En la ciudad de Unquillo se cuenta con dos CDI, uno ubicado en el B° Gobernador Pizarro y otro en Villa Forchieri. Cada equipo de CDI cuenta con un equipo de alrededor de siete empleados, según Martínez y Romeros, entre los que se encuentran los de cocina, docencia y auxiliares.

Sin embargo,las profesionales declararon que la situación socio económica actual generó una demanda aún mayor de estos servicios donde la principal necesidad es la comida.Dato no menor es que cada CDI cuenta con más de cuarenta niños, que asisten diariamente a recibir su porción de comida, atención y aprendizajes, señalando que el tope de niños para brindar atención es de cincuenta por CDI.

El Milenio: ¿Qué actividades realizan ustedes en el centro?

Alejandra Martínez: En los Centros de Desarrollo Infantil realizamos el acompañamiento de la planificación del presupuesto,las reuniones de equipo y la constitución de los mismos que trabajan en los distintos centros. También hacemos las gestiones y articulaciones del área de cada centro hacia fuera. Para eso, están los docentes y los referentes de cada lugar.

Además,articulamos los distintos programas provinciales con algunas instituciones locales. Una vez por semana llevamos adelante la reunión de equipo, donde contamos con un día diferente para cada CDI y en donde hacemos las articulaciones y planificaciones con las ideas que surgen, así como algunas derivaciones y articulaciones internas, porque nosotras articulamos con las distintas áreas municipales como por ejemplo: oficina de derecho, el programa de violencia de género, la dirección habitacional, la oficina de empleo, la dirección de salud. Somos como el nexo entre todos los equipos del municipio y lo que diariamente se trabaja con familias, inmersas en cada barrio.

EM: ¿Se mantienen estables los equipos?

AM: Sí, nosotros tratamos de ir rotando con ingresos nuevos, porque está bueno renovar los equipos, que son espacios donde se demanda muchísima energía. Trabajamos desde la educación popular, noes estructurado, hacemos mucho hincapié en la promoción social, que involucra tres ejes fundamentales: la nutrición, la promoción social, que implica un trabajo entre la comunidad y las familias; y la estimulación temprana, que tiene que ver con lo propio del desarrollo integral de cada niño. En base a eso,con los equipos vamos optimizando el trabajo donde haga falta algún ingreso nuevo. En sí, hay mucha gente que trabaja hace muchos años en los espacios.

EM: Y el centro ¿cómo se mantiene económicamente?

AM: Recibimos un aporte cuando ingresamos al programa Salas Cunas el año pasado. Formalmente, se firma el convenio y recibimos un aporte económico que consiste en raciones de alimento e infraestructura, o sea, todo lo que fueron modificaciones y adaptaciones del lugar lo recibimos de la Provincia, que lo cubre en su totalidad.

Nadia Romero: Todos los meses se presentan unos padrones con los niños que van a las salas, se los llevan, los autorizan y en base a los padrones es desde donde se calcula el aporte económico por las raciones de comida.

AM: Y a su vez, hay un aporte fijo que se brinda en tres etapas, cuando llegamos a ese monto se suspende. Todo lo quees el mantenimiento diario, los sueldos de todo el personal, la compra de material didáctico y cualquier evento por fuera del menú diario como hacer un festejo del día de la familia o de fin de año, vestuarios, alimentos, adornos, todo lo cubre el municipio.

En la Redacción del Periódico El Milenio – sede Unquillo.

EM: La cantidad de chicos que asisten al centro ¿Ha aumentado o ha disminuido a lo largo de este 2018?

AM: Nosotros tenemos un tope que tiene que ver con la capacidad del edificio y del personal para atender. Incluso, el programa contempla niños de tres meses en adelante, pero nosotros tenemos niños de un año en adelante. Hemos ampliado la edad porque antes teníamos a partir delos dos pero se necesita más espacio físico y personal y eso es progresivo.Además, nos parece por una cuestión pedagógica, que, de un día para el otro,uno no puede cambiar rotundamente una modalidad.

El cupo es de 50 niños, es el tope. Es una población muy fluctuante porque en realidad a veces dejan de ir y por ahí aparece la demanda espontánea por alguna situación puntual. Ahí incluimos las articulaciones: cuando alguno de los equipos detecta y ven que por prevención es importante que esos niños estén dentro de los espacios de los CDI, ellos derivan y piden el lugar.

EM: ¿Y consideran que si pudieran agregar más espacio físico habría más?

AM: Sí, la demanda es mucha y ha crecido por todo el contexto socio-económico. Además, el estado local también brinda una ayuda, porque garantiza todo, a las familias no se les pide nada porque es su obligación garantizar que esos espacios sean iguales para todos. En los CDI tienen espacios de desayuno, de almuerzo y en algunos casos hay refuerzos alimentarios para algunas familias para la noche. Todo eso va creciendo, porque antes, había familias que a lo mejor podían disponer de otros ingresos, los destinaban a otros lugares, pero que hoy están pidiendo el espacio para que los incluyan.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: