Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

“Otra Madre” en Villa Allende

La película de Mariano Luque se presentó en la Casa de la Cultura de Villa Allende. El largometraje fue filmado en Sierras Chicas. 

El pasado domingo, Cine Club Villa Allende presentó “Otra Madre”, una película del cineasta cordobés Mariano Luque. La proyección fue en la Casa de la Cultura.

El largometraje abarca “un momentos de cariño y protección maternal, vínculos familiares desdibujados e injusticias laborales”.

No es una historia más 

Tras su promisoria ópera prima, Salsipuedes, mediometraje y luego largometraje en el que la violencia de género estaba en el centro de la escena, el cordobés Mariano Luque sigue ligado en Otra madre a distintas penurias del universo femenino, aunque en este caso de una manera más sutil.

También vuelve a trabajar con Mara Santucho, protagonista de este film bello y duro a la vez, que propone una mirada melancólica y en cierto sentido desencantada sobre la maternidad y en especial sobre esas mujeres que deben realizar un esfuerzo descomunal para sostener ya no solo su propia existencia sino toda la dinámica familiar.

Mabel (Santucho) se ha divorciado, tiene dos trabajos (profesora de natación y empleada en un negocio de ropa), vuelve muchas veces de noche y se ocupa como puede de la crianza de su pequeña hija (Julieta Niztzschmann, todo un hallazgo) con la ayuda y la hospitalidad de su propia mamá.

Otra madre es una película de mujeres, sí, pero más específicamente de las contradicciones y solidaridades generacionales: abuelas, tías, madres, hermanas, hijas, nietas, amigas. La historia ya no transcurre en Salsipuedes sino en Villa Allende y la dinámica de un pueblo grande (o ciudad chica) impregna de melancolía a la existencia gris de la heroína. No es que ella carezca de impulsos y búsquedas, pero la realidad se encarga de aplacar o directamente de censurar sus intenciones y necesidades.

Mara Santucho se luce al igual que otra gran actriz cordobesa como Eva Bianco (amiga y jefa de Mabel y con sus propios conflictos con su hija) en una película tan concentrada en lo femenino que los hombres (el ex marido de la protagonista, algún amante ocasional) aparecen casi fuera de campo, al igual que muchos diálogos que sólo se escuchan mientras la cámara nos muestra el contexto.

Es cierto que por momentos la película genera cierto distanciamiento emocional, pero es porque Luque huye de la obviedad y el subrayado para dotar a su narración de sutileza y matices. Un valioso segundo paso dentro del largometraje para un director con una infrecuente sensibilidad (sobre todo entre los varones) para acercarse con rigor y delicadeza al universo femenino. 

Critica: otroscines.com

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: