Anuncios

Buscando la luz en las sombras

Pablo Gavio es Técnico en Turismo, fotógrafo y escritor. El 15 de febrero presentó su primer libro “El mundo de las sombras”, donde trata de encontrar el lado positivo de estas peculiares formas. En entrevista con El Milenio, el autor habló de sus comienzos, su carrera en turismo, el origen de su libro y la aventura de editarlo.


Por Lucía Argüello | luciaarguello@elmilenio.info


Pablo Gavio es un personaje multifacético. Nació en Córdoba en 1986 pero vive en Unquillo desde los cuatro años. Técnico Superior en Turismo, fotógrafo aficionado y escritor, ha pasado por los trabajos y oficios más diversos entre la lucha por sobrevivir y la insaciabilidad de su espíritu inquieto. Quizás por eso se define a sí mismo como un buscavidas, aunque hoy esa vida lo pone en una búsqueda muy particular: la de ser un artista.

Empezó en el colegio, escribiendo canciones y soñando que algún día La Mona las cantaría. Más tarde, dando vueltas por diversos vericuetos, descubrió la fotografía y el turismo, hizo algunas muestras e incluso ganó el concurso CREATUR 2013 con su proyecto BATS (Búsqueda Argentina por un Turismo Sustentable). Mientras tanto, las poesías y los cuentos dormían en un cajón, hasta que un ligero impulso les abrió la puerta.

Así nació “El Mundo de las sombras”, un libro que aporta una mirada alternativa sobre estas formas de luz y tinieblas, usándolas como camino de autocomprensión y como metáforas del mundo que nos rodea. Se presentó el 15 de febrero en el Recodo del Sol y, fiel al estilo multidisciplinar de su autor, contiene más de 30 fotografías propias e ilustraciones de artistas invitados como Álvaro Izurieta, Gabriel Garay, Carlos Luna y Leandro Bustamante, entre otros.

Pablo Gavio presentó su primer libro el 15 de febrero de este año y ya agotó su primera, aunque modesta, edición.

El Milenio: Sos Técnico Superior en Turismo, fotógrafo aficionado y escritor, ¿cómo arrancaste con todo esto?

Pablo Gavio: Primero empecé escribiendo. Ya en mi adolescencia escribía cosas que esperaba que fueran canciones con la esperanza de que La Mona Jiménez las cantara (tenía una maestra que supuestamente le mandaba canciones, pero después me cambié de colegio y no la vi más).

De grande empecé a escribir cuentos y poesías, pero abandoné por un buen tiempo. Hasta que hice curso de marketing personalizado con el locutor Andrés Bolletta, del programa “Poné la pava”, y durante una actividad nos hizo poner qué era lo positivo y qué era lo negativo de nosotros y yo puse como algo positivo lo de escribir y sacar fotos. Cuando terminó la clase, Andrés se me acercó y me preguntó cómo iba eso de escribir y yo le dije que hacía años que no escribía nada. Entonces me dijo “bueno, empezá” y yo empecé. Lo primero que escribí se lo mandé y lo leyó en la radio. Eso me motivó a seguir adelante.

Después comencé un taller literario en Tinku Wasi, acá en Unquillo, aunque no pude terminarlo, y más recientemente participé del taller de crónicas “Buscando autores” que dicta el periodista Dante Leguizamón, donde escribí “Crónica de un despedido” contando mi experiencia como despedido de la Oficina de Turismo de Unquillo en el año 2015.

EM: ¿Y qué hay de la fotografía y del turismo?

PG: Cuando terminé el secundario empecé a estudiar Cine y Fotografía, y aunque no pude terminar la carrera por cuestiones laborales, es algo que siempre me gustó. En ese momento no tenía ni cámara, pero con el tiempo pude comprarme una y empecé a sacar y sacar.

Y turismo estudié acá, en el Instituto Nuestra Señora de Lourdes, porque era algo que tenía a mano y me llamó la atención el plan de estudios, así que me animé y me entusiasmé mucho con la carrera.

EM: En el año 2013 obtuviste el primer premio del concurso CREATUR, organizado por la Universidad Siglo XXI, ¿de qué se trataba tu proyecto?

PG: Era un juego de mesa inspirado en el TEG y en Carrera de mentes, pero adaptado al mapa de Argentina y con temática ecológica, estaba hecho con materiales reciclados y tenía preguntas sobre el medio ambiente y otras actividades por el estilo. Con eso obtuve el primer puesto y me gané un viaje a Dubai. Lamentablemente se suponía que el juego iba a salir al mercado a través del Ministerio de Educación, pero justo estábamos en épocas electorales y quedó todo en la nada, aunque todavía tengo la esperanza de sacarlo por algún lado.

EM: Volviendo a tu faceta de escritor, ¿de dónde surgió la idea de “El mundo de las sombras”?

PG: Un domingo estaba escribiendo en mi casa cuando de repente veo mi sombra y se me ocurre pensar a dónde van las sombras cuando se apagan las luces. Entonces me dije “voy a escribir sobre las sombras”, pero dándoles una vuelta positiva, oponiéndome a esta idea habitual que vincula a las sombras con lo malo, lo oscuro, tal vez porque en ese momento yo estaba pasando por una etapa muy positiva en mi vida. De hecho, en uno de los cuentos (“Escuchando la luz”) yo me doy una conversación con mi sombra donde ella me plantea algunas cosas de mi vida que yo no estaba viendo y me motiva a seguir adelante.

Todo eso fue cambiando a medida que escribía el libro, el cómo veía a las sombras y la relación que yo tenía con el mundo. Incluso se podría dividir al libro en dos partes, una primera que es más literaria y una segunda donde las sombras empiezan a aparecer en las cuestiones locales, la política, lo colectivo, a raíz de mi situación laboral con la Municipalidad, aunque siempre desde una mirada constructiva.

EM: ¿Cómo fue para vos el proceso de editar un libro?

PG: Primero pensé armarlo yo mismo, se algo de diseño y pensé hacerlo de forma artesanal. Pero finalmente me di cuenta que no iba a poder hacerlo yo solo, que no iba a quedar bien profesional. Entonces empecé a buscar editoriales y me topé con Tinta Libre, apenas les mandé un mail, me llamaron por teléfono y me atraparon ahí nomás. Yo pensaba que ya tenía casi todo listo, pero cuando vas a la editorial te das cuenta que te falta de todo, hay un montón de detalles que uno no tiene en cuenta. Además, fueron muy flexibles con el tema del costo, me permitieron pagar en cuotas. Yo creo que no debe haber muchas editoriales que te digan “vos escribí que nosotros lo imprimimos”. Así que la verdad fue una buena experiencia.

EM: Por último, ¿cómo te definirías a vos mismo?

PG: Yo siempre me consideré un buscavidas, trato de ir sobreviviendo, pero últimamente me llaman artista y me gusta. Así que se podría decir que ahora estoy en la búsqueda de ser un artista.

Anuncios

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

Otras noticias de elmilenio.info

Deja un comentario

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: