Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

En honor a Quirino Cristiani

Unquillo anunció la creación del primer Set de Animación en la provincia. En diálogo con El Milenio, Ignacio Lillini – presidente de la APA (Asociación de productores audiovisuales)-, cuenta todos los detalles del futuro audiovisual de la ciudad.


Por Amira López Giménez | amiralopez@elmilenio.info

Colaboradores: Irina Almada y Brisa Farias.4°A IENM.

Candelaria Garrido y Carlota Arrieta. 4°B IENM


El Set de Animación que va a funcionar en la tradicional Casona de Villa Forchieri ya es toda una realidad. Tras el acuerdo firmado en septiembre entre el municipio, que cedió el espacio comprado en 1970 a los herederos de Don Forchieri, la Provincia que aportó los fondos para la restauración ($2.000.000) y el Polo Audiovisual de Córdoba que gestionó el proyecto, se dio a conocer la creación del nuevo espacio que promete renovar a Unquillo por completo. La ciudad de artistas ahora va a contar con un centro de producción en animación, uno de los pocos en Latinoamérica y en el mundo.

La Casona cuenta con mucha historia y es parte de la identidad cultural de la ciudad. Su construcción comenzó en 1928 donde sus primeros habitantes llegaron desde Buenos Aires, huyendo del calor. El edificio fue elegido no sólo por su capacidad sino también por la intención de hacer honor a una de las grandes figuras que habitó la ciudad, Quirino Cristiani.

Ignacio Lillini, presidente de la APA (Asociación de productores audiovisuales), en diálogo con El Milenio, sostuvo: “En particular Unquillo, tiene como una mística, por así decirlo, porque es una ciudad de artista, aquí también vivió Quirino Cristiani sus últimos años de vida, era un animador ítalo- argentino que produjo en 1917 el primer largometraje de animación del mundo y de Argentina que se llamó “El Apóstol”. Rescatando ese hecho histórico y de identidad cultural, llegamos al Polo y se empezó a gestionar el espacio”.

Hoy por hoy, la antigua mansión está siendo recuperada para devolverle la imagen original con la que soñó su arquitecto. Luego de ello, será el hogar formal del Córdoba Set de Animación, donde trabajarán las distintas productoras audiovisuales nucleadas en la APA.

Integrantes del grupo APA (Asociación de productores de animación) frente al municipio de Unquillo tras la firma del acuerdo que traerá el mundo audiovisual a la ciudad de los artistas.

El Milenio: Muchos productores audiovisuales y animadores trabajan en el extranjero. ¿Por qué pensás que pasa ésto y cómo se puede orientar la actividad en un territorio local?

Ignacio Lillini: Lo que pasó durante mucho tiempo es que al no haber tantas carreras de animación no había posibilidades de insertarse en un mercado laboral. Los animadores empezaban con algunas producciones, pero cuando veían que no podían sostener ese trabajo en el tiempo, porque no había una estabilidad económica ni una posibilidad de proyectar, comenzaron a salir afuera del país. Eso daba posibilidades de ir desarrollándose dentro de su actividad. Cuando uno quiere hacer algo específico, cuando algo lo apasiona, trata de hacerlo, en lo posible lo más cercano a lo que se desea. Por eso se fue haciendo moneda corriente hasta que después, aproximadamente en 2012, empiezan a surgir concursos para el fomento y la promoción de lo audiovisual y de la televisión digital en Argentina a través del INCAA.

Por ejemplo, en Córdoba, estuvo la posibilidad de hacer tres series de televisión en simultáneo. Fue ahí donde empezó todo el proceso de organización de APA, porque se dio la posibilidad de tener tres sets de animación con un equipo especializado, con productores, directores de arte, lo que ayudó a profesionalizar el trabajo y hasta ahora se mantiene de manera ininterrumpida.

Hoy por hoy, para pensar que eso se traslade a lo nacional, para que los realizadores o productores de animación puedan desarrollarse en su actividad, es necesario que haya un mercado de producción de animación con políticas públicas, donde los estados, tanto nacionales como provinciales y municipales, tengan políticas que fomenten, promocionen y favorezcan a los trabajadores del sector.

El camino del animador es bastante independiente, pero trabajando solo no se logra producir el contenido que se necesita. De alguna manera, los concursos y la disponibilidad de dinero para producir ayudan a mostrarse afuera o al sector privado, que es la otra pata importante para desarrollar la animación. Es necesario que el estado apoye, que genere formación, producción, que muestre y visibilice lo que se hace, porque si no están todas esas patas es difícil que se vaya generando una industria que se mantenga en el tiempo.

EM: ¿Qué opinás de la creación del set de animación Córdoba? ¿Te parece favorable para Sierras Chicas?

IL: Esa fue una iniciativa que fuimos coordinando con el Polo Audiovisual de Córdoba, y que desde APA veníamos organizando, contando cuál era nuestra realidad, teniendo en cuenta que en Unquillo hay varios estudios y animadores que viven desde hace varios años y que en distintas oportunidades se produjeron series y cortometrajes dentro de esta villa.

Viendo también que una de las dificultades de los productores era tener un espacio propio para producir ya que los alquileres son altos y mucha parte del presupuesto que tiene que ir para comprar materiales o para pagar a los animadores se va en alquiler de un espacio, para armar un set que encima después de armar y usarlo hay que devolverlo, desarmarlo. De ahí que se realiza un convenio de cesión de uso por unos años y la provincia decidió darle la coordinación del espacio a APA, porque entiende que somos quienes conocemos el sector y que podemos producir ese espacio y coordinar las actividades que pasen dentro del mismo.

Para nosotros es enorme esta posibilidad porque nos va a permitir tener nuestros estudios, poder filmar todas las series, cortometrajes, publicidades o largometrajes. Ese espacio nos va a mantener a todos conectados porque mientras uno esté produciendo, el otro va a estar en otro lugar con su contenido y se pueden empezar a generar cruces de ideas entre los distintos estudios. Va a ser un espacio que va a concentrar toda la actividad de la animación.

EM: ¿Cómo fue que el municipio tomó la decisión de apoyar este proyecto?

IL: Al municipio le pareció importante tener un espacio de producción, con una mirada más industrial. En este espacio se genera no solamente una dinámica dentro del sector de animación, sino que siempre se termina derivando en el uso de otros servicios o productos como catering, transporte, comunicación, librería, seguridad y además que, de alguna manera estando en la ciudad de Unquillo genera empleo para la comunidad. En eso Unquillo vio una posibilidad y una oportunidad, por ello apoyó la creación del polo.

EM: ¿Cuáles son las actividades específicas que buscan abordar en la casona?

IL: Nosotros pensamos en un plan basado en tres ejes: la formación, la idea es que en ese espacio pueda haber capacitaciones y talleres en donde haya formadores, locales o internacionales, para distintas cuestiones ya sean técnicas, guiones, producción, o software de animación. Es importante que dentro de este espacio uno pueda formarse, no como en un marco universitario sino como algo más específico y técnico.

Ese paso por el eje de la formación es un eslabón para después acercarse a la producción, que es el segundo eje. Consiste en los estudios que se van ejecutando dentro de la Casona, ya sea por tiempo determinado, por ejemplo, para la producción de un corto, o si lo quieren mantener a un paso más de coworking anual que se renueva todos los años.

Y por último, una pata más general y específica para Unquillo está vinculada con actividades públicas, se le conoce como creación de audiencias. Todas esas producciones tienen que ser vistas por alguien en algún momento. La idea es que ese espacio sea el último eslabón donde la gente que quiera ver ese contenido, conozca y genere expectativas sobre eso, con actividades más culturales, más educativas o lúdicas. También se habló de la posibilidad de hacer visitas guiadas sobre los sets para las escuelas, para que se puedan acercar, ver cómo se filma, cómo se hace una animación. Está la idea de hacer muestras de cortos, de set de animación o un pequeño museo.

EM: ¿Cuánto falta para comenzar a trabajar?

IL: Ahora mismo se va a insertar un estudio, que es para una serie de animaciones 2D digital en la planta baja de la Casona. Se va a empezar a trabajar hasta que se habilite el espacio de arriba que está previsto para marzo del 2018. Para entonces, el edificio ya va a estar restaurado y en condiciones, mientras tanto la idea es que las producciones que surjan puedan hacerlas ahí, para también conocer el lugar y generar visibilidad.


Para apostar hay que jugar


A partir de la noticia de la creación del innovador set de animación se abrió un concurso especial para que los cordobeses y el vecindario de Sierras Chicas puedan presentar sus ideas, creaciones y proyectos audiovisuales.

“Todos tienen la posibilidad de presentarse a series de animación ya sea para el desarrollo, donde se puede hacer un piloto para después salir a vender la serie y conseguir el financiamiento total, o también para producir la serie entera. También hay dos vacantes para cortometrajes, uno para productores sin antecedentes, por ejemplo, estudiantes que quieren hacer su primer corto; o para productoras con antecedentes que ya hayan hecho producciones y tengan algún proyecto de corto”, indicó Ignacio Lillini.

Asimismo, al ser un proyecto netamente localista y luego de la aprobación de la Ley de Fomento Audiovisual, se requiere ser residente cordobés. El productor detalló que es necesario que el equipo técnico que presente el proyecto cinematográfico debe contar con un 51% de integrantes de Córdoba, ya sean animadores, técnicos o productores.

“Cada proyecto tiene un productor representante, que es una persona responsable por el proyecto ante el Polo Audiovisual de Córdoba. Esa persona, junto con el guionista y el director, o sea, las tres cabezas de áreas, tienen que tener residencia en Córdoba al menos en los últimos tres años, por lo que uno de los requisitos es presentar una constancia de residencia. La idea es que los productores locales tengan la oportunidad de producir”, expresó el presidente de APA, para luego detallar que el proyecto llevará su tiempo hasta su concreción final. “Es una de las industrias más grandes a nivel internacional, hay mucha demanda de contenidos. La gente consume muchísimo y se necesita renovar siempre, es una buena oportunidad”.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: