12 agosto, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

La importancia de trabajar en la prevención

El secretario de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofe de la Provincia, Claudio Vignetta, cuenta qué implica el Estado de Alerta Ambiental. Además, brinda algunas claves para evitar los incendios forestales.

El inicio del mes de junio se marcó como el comienzo de la prohibición de encendido de fuego y de toda actividad que pueda dar lugar al inicio de incendios, en todo el territorio provincial.

El gobernador Juan Schiaretti firmó el Decreto N° 512 que establece la medida hasta el 31 de diciembre de este 2022.

El decreto señala al Ministerio de Seguridad como responsable de la ejecución del Plan Provincial de Manejo del Fuego, para la implementación de todas las medidas tendientes a prevenir y combatir incendios rurales y forestales en el territorio.

La alerta ambiental coincide con el inicio de la temporada seca y la consiguiente activación de las medidas de prevención y lucha contra incendios forestales.

Además de daños personales, el fuego provoca consecuencias patrimoniales, afectando a la producción, el turismo y otras actividades.

También, conlleva la destrucción de áreas naturales, el deterioro de flora y fauna, lagos, la desertificación y erosión del suelo, todo lo cual impone la necesidad de arbitrar medidas para prevenir dichas consecuencias.

¿Qué implica este decreto?

El secretario de Gestión de Riesgo de la Provincia, Claudio Vignetta, así lo explica: “Consiste en reforzar la prohibición de encendido de fuego. En Córdoba está prohibido hacer fuego los 365 días del año, pero hay una excepción: a partir del 1 de enero y hasta el 1 de junio el Plan Provincial de Manejo del Fuego puede autorizar quemas prescritas o controladas para bajar la carga combustible (material vegetal seco)”.

Audio: Claudio Vignetta.

A partir de la firma del 1 de junio se corta esa excepción”, aclara el funcionario, y remarca que desde esa fecha también se agravan las penas para las personas que inicien fuego y provoquen un incendio. Penas que pueden ir de seis meses a cinco años, si es que no hay agravantes como el fallecimiento de una persona o si se quema una propiedad.

Para entender un poco más la gravedad del asunto y lo importante que es la prevención, se conoció que Córdoba está entre los 10 lugares del mundo con mayor incidencia de incendios forestales.

Claudio Vignetta explica a qué se debe la presencia de nuestro territorio en ese listado: “Es a causa de la carga combustible que tiene la Provincia y a las condiciones del clima. La persistencia de la sequía, el tipo de material que se quema y las condiciones de orografía hacen que seamos unas de las provincias con mayor riesgo de incendios forestales”.

Temporada de riesgo de incendio

De acuerdo a lo que mencionamos antes, la temporada de riesgo de incendios forestales es del 1 de junio y hasta el 31 de diciembre. ¿Qué nos indica que estamos ingresando en esa etapa más allá de la fecha?

Las primeras heladas, que llevan a que la planta se deshidrate rápidamente y se seque. Cuando vemos que la pastura pasa de verde al amarillo ya estamos entrenando en un riesgo alto de incendios forestales. Lo más crítico es agosto y septiembre, meses de mucho viento y donde la temperatura sube”.


Recomendaciones

Como estamos dando los primeros pasos dentro de esta crítica temporada, es importante tomar en cuenta las recomendaciones de los profesionales para evitar los incendios.

Lo más importante es que se entienda que en Córdoba está prohibido hacer fuego. Por lo tanto, no se puede quemar poda ni basura. Hay que tener cuidado cuando se sacan las brasas de las estufas, con las cocinas de leña que están a la intemperie y con los hornos de barro”, enumera Vignetta en base a su experiencia sobre las formas en que se han generado incendios en el pasado.

Además, el secretario de Gestión de Riesgo explica que ante una columna de humo inmediatamente hay que dar aviso a las autoridades. Los números para tal fin son 911 (Policía), 100 (Bomberos) o al 0800-888-38346 (todos gratuitos).

Cuando se avisa rápido, se responde rápido y el incendio no toma una dinámica propia y lo podemos combatir mucho más rápido”, señala.

A la vez que suma una recomendación más: “Es fundamental el compromiso de los vecinos de cuidar su propia parcela. Si yo cuido mi casa, corto la pastura de alrededor para que no ingrese el fuego, hay una gran diferencia si se dan incendios forestales”.

El trabajo para evitar los incendios

Claudio Vignetta subraya que “la Provincia está haciendo un gran esfuerzo para evitar los incendios forestales y trabajando mucho en el antes”.

Ejemplo de lo anterior son los Mapas de Riesgo. Se trata de representaciones cartográficas que permiten visualizar la distribución de determinados riesgos de desastre en un territorio específico. Surgen de la combinación de mapas de amenaza y de vulnerabilidad.

También es muy importante la participación del Equipo Técnico de Acción ante Catástrofes de Córdoba (ETAC), que en la actualidad cuenta con 700 efectivos.

El ETAC está haciendo un gran trabajo en el proceso de prevención. Sabemos que los incendios surgen en general en los mismos lugares, entonces el trabajo que está haciendo el Equipo es salir a patrullar durante el día, en las horas de mayor riesgo de incendios forestales, para visualizar columnas de humo”, explica Vignetta.

Y amplía: “Lo que estamos haciendo son los famosos puestos vigías. Además de los que instalamos en los cuarteles de Bomberos Voluntarios, tenemos los puestos de vigías móviles que son nuestros equipos de ETAC”.

Cómo se prepara la Provincia

El secretario de Gestión de Riesgo de la Provincia cuenta que están trabajando en conjunto con los Bomberos Voluntarios, “que son la columna vertebral de la protección civil” y “los más capacitados de la República Argentina”.

Estamos entregando subsidios de casi $1.300.000 a cada uno de los 185 cuarteles de voluntarios, además de material y equipamiento. Un ejemplo son los kits forestales, herramientas de ataque rápido que se ponen en una camionetas 4×4 y así se ingresa a zonas que los camiones no pueden”, detalla el funcionario.

También se están entregando cascos, antiparras y mochilas forestales, productos normados internacionalmente. Gran parte de ellos comprados a España y Estados Unidos, dos países que son referencia en este tipo de equipamiento.

Claudio Vignetta adelanta que “se está trabajando en un subsidio de 20 millones para comprar equipamiento para nuestros bomberos como venimos haciendo todos los años”.

También destaca la compra que hizo la Provincia de un helicóptero de última generación que puede trasladar a casi 10 brigadistas. Sumado a que en este momento la Dirección Provincial Aeronáutica cuenta con 11 aeronaves disponibles para la temporada de incendios.

Córdoba es una provincia que tiene una política continuada en el tiempo con relación al trabajo en los incendios forestales. Mientras más trabajemos el antes, vamos a estar mucho mejor en el durante y en el después”, cierra.