Chiringuito, un emprendimiento pandemial

Chiringuito, un emprendimiento pandemial
  • Por Francesca Bancalari y Samir Carrera (4to IENM).

Matías Iván Gunter (31) nació en Buenos Aires, pero la mayor parte de su vida ha transcurrido en Río Ceballos. Y fue en “la Perla de Sierras Chicas” donde, junto a un grupo de amigos, supo llevar adelante Montañita Bar, un local nocturno con números musicales que se convirtió en un clásico de jueves a domingo para el público de la región.

Con el advenimiento de la pandemia, Matías y sus dos socios se quedaron sin contrato, hicieron delivery durante un mes y finalmente decidieron cerrar el emprendimiento, imposible de sostener ante las restricciones sanitarias vigentes.

Durante los meses siguientes, los compañeros se la rebuscaron con diversas actividades para seguir trabajando. Un día de primavera fueron a remar al Dique La Quebrada y fue Pablo Noriega quien señaló el lugar donde actualmente se encuentra Chiringuito y dijo que le gustaba “como para vivir o para hacer algún proyecto”.

En ese momento, a Matías y sus amigos se les prendió la lamparita y rápidamente nació una propuesta que podía funcionar en pandemia, algo distinto a Montañita, pero que en gran medida conserva la esencia aventurera de sus creadores.

El Milenio: ¿Cómo surgió la idea de combinar lo gastronómico con el deporte y el turismo?

Matías Gunter: Cuando vimos el potencial del lugar, empezamos a mirar alrededor y nos encontramos con muchas personas andando en bicicleta, yendo a nadar o haciendo trekking, en definitiva, actividades físicas recreativas y deportivas.

Pablo es referente del ciclismo a nivel nacional y también incorporamos a Jeremías Maio, otro gran exponente local de esa disciplina. Por último, tenemos a Álvaro Llano, que es nuestro guía habilitado de trekking.

Con la experiencia de los cuatro, combinamos la parte gastronómica con actividades al aire libre para llamar la atención de los visitantes y que realmente sientan que Chiringuito es un lugar donde pueden hacer todo lo que les gusta.

EM: ¿A qué responde la elección del nombre?

MG: En España se llama “chiringuito” a los bares o puestos de coctelera que se encuentran en la playa, pero como acá no estamos en el mar, el nuestro es un “chiringuito serrano”.

EM: ¿Cuál es la propuesta gastronómica del espacio?

MG: El menú es simple, pero abarca muchas cosas. Tenemos desayunos clásicos (desde el tipo “serrano” con jamón, queso y pan de campo; hasta otros “livianos” con yogurt, granola y frutas), también tenemos sandwichería fría (con fiambres que salen a la parrilla), picada parrillera, picada de fiambres, etc. Además, ofrecemos nuestra selección de postres, incluyendo la parte de heladería artesanal, y las pizzas, que las hacemos tipo italianas al horno de leña.

EM: ¿Qué recorridos de trekking proponen?

MG: Las caminatas son organizadas por Amambay Turismo Aventura, a cargo de Álvaro. Tenemos varias propuestas con distintos niveles de exigencia. Hay recorridos hacia la cascada Los Hornillos o la de Los Cóndores, hay caminatas un poco más complejas que unen los dos saltos de agua por atrás, otras más simples como el sendero a la cascada de Tello, que es más familiar. También tenemos recorridos nocturnos cuando hay luna llena, hacemos una picada y un brindis en la montaña.

EM: ¿Cómo describirías al público de Chiringuito?

MG: Creo que nuestra propuesta abarca a distintos grupos. Por un lado, tenemos el público interesado en ciclismo, trekking o kayak, que son personas que al ir o volver de su actividad, paran a tomarse una gaseosa, una cerveza, un helado o a comer algo.

Por otro lado, tenemos mucho público familiar, adultos que salen con sus hijos o parejas que quieren disfrutar el día al aire libre, y después un sector más joven que, sobre todo en las noches de verano, salen buscando tomar una cerveza, un trago o un cóctel.

EM: ¿Hay actividades para los niños pequeños?

MG: El verano pasado tuvimos una escuela de verano alternativa, llevada adelante por Jeremías Maio y Miluzka Liz. La propuesta incluía inicios a la escalada y aspectos básicos sobre convivir con la naturaleza. Por suerte, grandes y chicos quedaron muy contentos, así que esperamos poder repetirlo el próximo verano.

EM: ¿Cómo transitaron la pandemia?

MG: Chiringuito nació en pandemia, entonces ya sabíamos más o menos a qué nos enfrentábamos, pero definitivamente es algo que te obliga a reinventarte laboral y personalmente todos los días. Creo que este es un lugar bastante seguro sanitariamente, al estar al aire libre y con las mesas distanciadas. Las medidas de protección que aplicamos son las mismas que rigen en todas partes.

EM: ¿Cómo adaptan el espacio al frío?

MG: La verdad que no lo hacemos mucho, porque la idea primaria de Chiringuito siempre fue que funcionara durante el día, desde la mañana hasta que se esconde el sol. En verano alargamos el horario y trabajamos de noche. En estos momentos de temporada baja estamos abriendo solo los fines de semana de 10:00 a 19:00, pero más adelante seguramente lo haremos de jueves a domingo.

EM: ¿Incluyen shows musicales?

MG: No hemos tenido muchos eventos de ese tipo, pero una o dos veces por mes hacemos algo. A los artistas los selecciono yo basándome en mi gusto personal y en la experiencia de Montañita, que era un bar mucho más centrado en la propuesta musical. Además, también nos ayuda mi hermano, Emanuel Gunter, que es músico y tiene mucho conocimiento. 

EM: ¿Tienen proyectos nuevos a futuro?

MG: Sí, siempre estamos pensando y buscando qué hacer para seguir apostando a Sierras Chicas y a Río Ceballos. Hoy pensamos en fortalecer Chiringuito, pero nuestro “sueño” es que vuelva a existir Montañita.


Ubicado en Av. San Martín al 9000, Chiringuito abre sábados y domingos de 10:00 a 19:00. Contacto: 3543629653. Foto gentileza Chiringuito.
El lugar ofrece comidas caseras y distintas actividades en la Reserva La Quebrada (trekking, cabalgatas, alquiler de bicis, escalada, etc.). Foto gentileza Amambay.

Pasantías El Milenio

Pasantías El Milenio. Estudiantes de 4to, 5to y 6to Año del Instituto Milenio Villa Allende e Instituto Educativo Nuevo Milenio Unquillo escriben para el Periódico de los y las Estudiantes.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: