La Fundéu brindó algunas recomendaciones lingüísticas para referirse al coronavirus de manera correcta. ¿Cómo se escribe? ¿Cómo se pronuncia el término? ¿Cuál es la diferencia entre Sars-Cov-2 y COVID-19? Son solo algunos de los interrogantes salvados.

Las controversias que se esconden tras el Sars-Cov-2 son de toda índole. La Fundéu, fundación creada en febrero de 2005 en Madrid a partir del Departamento de Español Urgente de la Agencia EFE, junto al banco BBVA, se ocupó recientemente de las lingüísticas. Todas estas apreciaciones se aplican a la identificación de la enfermedad que provoca el virus, no a este último en sí mismo, que se denomina correctamente SARS-CoV-2.

En primera instancia, la entidad aclaró que la grafía del nombre abreviado de la neumonía por coronavirus es COVID-19, es decir, todo en mayúscula y con un guion antes de los dos dígitos. Así, ha decidido denominar la enfermedad la Organización Mundial de la Salud, en línea con códigos similares recogidos en la Clasificación Internacional de Enfermedades y atendiendo a la sigla inglesa de ‘coronavirus disease’.



Por otro lado, cabe destacar que, al tratarse de una enfermedad, el género es femenino: la COVID-19, no el COVID-19. No obstante, el uso del masculino no se considera incorrecto; la vacilación en la elección del artículo es habitual en casos como este, en los que el componente principal no queda claro para los hablantes, según preciso el organismo.

En cuanto a la pronunciación, Fundéu explicó que en español es mayoritariamente aguda (/kobíd/), mientras que en inglés es llana (/kóvid/), pudiéndose utilizar esta manera acortada, aunque sea menos precisa, sin mencionar los dígitos.



La última recomendación que se ofrece, es que, si en algún texto se desea lexicalizar la denominación pasándola a minúsculas, lo adecuado es no dejar la inicial mayúscula porque se trata de un nombre común de enfermedad: covid-19 y no de un nombre propio.

Lo que no se debe relegar es el guion, que forma parte del nombre establecido, ya que como explica la Ortografía académica: «en aquellas piezas léxicas constituidas por una combinación de segmentos de cifras y letras se han venido separando tradicionalmente dichos segmentos con guion».

Finalmente, es posible emplear expresiones descriptivas como enfermedad del coronavirus o neumonía por coronavirusPero, en esos casos, puesto que no se está indicando de qué coronavirus se trata, es posible añadir COVID-19 para especificar la referencia.