Al municipio le preocupa la concurrencia durante el fin de semana por el Día del Padre. Otras localidades han presentado la misma inquietud.

El pasado fin de semana la localidad de Salsipuedes debió impedir la entrada a muchos vehículos que transitaban a modo de paseo. Ante esto, el intendente Marcelo Bustos solicitó refuerzos para este fin de semana, en el cual se celebrará el Día del Padre. 

«Nosotros hacemos un esfuerzo durante la semana, y el fin de semana pasa esto. Somos el filtro hacia Ascochinga, Agua de Oro, y eso hace que la afluencia de gente sea más«, informó Bustos a Radio Pulxo. 


El pasado fin de semana se vieron desbordados.


Si bien Gendarmería Nacional y Policía de Córdoba estuvieron en el control, el intendente manifestó que «no fue fácil el control, nos vimos desbordados«.

Bustos contó que más de 200 personas tuvieron que dar marcha atrás luego de no haber podido ingresar a la localidad.

Esta situación se replicó en varías ciudades de Sierras Chicas, por lo que se solicitó al COE que revea las autorizaciones.