En Agua de Oro, el senderismo es una oportunidad única, no solo para hacer ejercicio, sino también, para poder conocer los hermosos paisajes que rodean a la localidad de las Sierras Chicas.

Agua de Oro. Iniciación con el senderismo es una propuesta es la que brinda el municipio de Agua de Oro, como una forma diferente de disfrutar los hermosos paisajes que rodean a la localidad de Sierras Chicas.

Así es como, de lunes a viernes de 9 a 11 horas – y de manera gratuita-, el punto de encuentro para quienes deseen participar y el lugar donde la actividad dará inicio, es en la Cabaña de Información Turística de Agua de Oro.

El guía y coordinador, Gustavo Castillo y Paso Blanco Ecoturismo, prestadores de Turismo Alternativo habilitado por la Agencia Córdoba Turismo según resolución 030/18 Ley N°8801, será el encargado de llevar adelante esta actividad.

  • Caminar, explorar, aprender y enseñar.
  • Micro observación, macro fotografía, recolección de semillas de especies autóctonas, limpieza de plásticos en el río.
  • Aprender los siete principios de «No Deje Rastro» para transitar por sitios agrestes sin descuidar la naturaleza.
  • Tips para disfrutar del senderismo: cruce de ríos, uso de bastones, calzados adecuados, hidratación y alimentación.
  • Propiocepción: educar al cuerpo para enfrentar desafíos sobre todo tipo de terrenos.

Senderismo, una actividad para todos los públicos

Lo que empezó como una simple afición, la de caminar al aire libre, se ha convertido en un deporte completo con cada día más adeptos: el senderismo.

Caminar es uno de los ejercicios físicos más sencillos, cómodos y completos que existen. Los especialistas médicos recomiendan una vida activa en la que es suficiente andar un mínimo de 30 minutos cinco días a la semana para preservar la salud. Sin embargo, si las condiciones físicas y de cada uno lo permiten, es aconsejable aumentar este mínimo de actividad física.

Básicamente, lo que la diferencia de actividades similares como el excursionismo o el trekking es que en el senderismo los senderos están homologados e identificados con marcas, generalmente de diversos colores, que indican la dificultad de las mismas y que se suelen situar en piedras al borde del camino, señales verticales o incluso los propios árboles. Estas rutas suelen ser transitables a lo largo de todo el año, para todos los grupos de edades y, además, como plus, tienen un interés paisajístico o cultural.