Río Ceballos. La mayoría de las familias hoy tienen un miembro animal, ya sea perro, gato o alguno más pequeño como un cobayo. Sin embargo, a la hora de adquirirlos no todos son conscientes del compromiso que esto conlleva. Incorporar una mascota al hogar implica no solo albergue, alimento y agua, sino una serie de obligaciones que se debe estar dispuesto a cumplir.

De esto se trata la tenencia responsable, definida por el veterinario de Río Ceballos, Javier Farto, como: “asumir la responsabilidad de una vida, dándole calidad en ésta, saber que la mascota está bajo tus cuidados y tus límites” y agregó: “también entender que el animal requiere un servicio de salud, es decir, plan de vacunación, desparasitación, atención en caso de enfermedad, entre otras varias cosas”.

Estos cuidados son contemplados ante la ley, debido a que, además de contribuir a una mejor convivencia en el hogar, benefician la vida en comunidad. En este sentido, en Río Ceballos a lo largo del 2019 impulsaron un programa de tenencia responsable, junto a las veterinarias de la localidad.

El proyecto contó con varias actividades, como la ayuda económica para castraciones a tenedores de bajos recursos y vacunación antirrábica gratuita. Además, también se presentaron charlas de concientización en colegios primarios.

Tras el cambio de gestión municipal en la Perla de Sierras Chicas, la Directora de Ambiente, Silvana Herrero, y el Director de Fortalecimiento Institucional, Hernán Tissera, se reunieron con los profesionales veterinarios para revisar y redefinir el acuerdo mutuo que busca abordar situaciones de animales en la vía pública y la prevención de enfermedades zoonóticas.

Los objetivos y lineamientos del plan, que busca fomentar la tenencia responsable, serán reelaborados a lo largo de varios encuentros. Sin embargo, la situación de perros semidomésticos –aquellos que tienen hogar pero pasan gran cantidad de horas en la calle- es una problemática vigente. Mientras tanto, un repaso sobre las cuestiones básicas que implican tener una mascota en el hogar.

EM: ¿Qué vacunas son las principales que debe tener un animal? ¿Cada cuánto hay que colocárselas?

JF: El plan de vacunación consiste en vacunas para prevenir enfermedades que afectan solo al animal, como para aquellas zoonoticas. La polivalente, por ejemplo, se coloca de cachorrito y se hacen refuerzos anualmente, la misma abarca el moquillo, parvovirus, hepatitis, que son enfermedades con alto riesgo de vida para el paciente, pero que no se transmiten a los humanos.

Después tenés la vacunación antirrábica y antileptospirosis, que son las enfermedades zoonoticas mencionadas. Éstas últimas son de aplicación obligatoria, sobre todo la antirrábican tanto para perros como para gatos. En el caso de gatos después tienen después sus vacunas contra el herpesvirus, calicivarius, panleucopenia que son exclusivas de felinos y los protegen de enfermedades distintas al perro. Lo correcto por ley es colocárselas anualmente, ya que hay alta carga de virus en el ambiente que puede repercutir en la salud del animal.

“Tenencia responsable implica asumir la responsabilidad de una vida, dándole calidad, saber que la mascota está bajo tus cuidados y límites. Requiere servicio de salud como vacunas, desparasitación y atención en caso de enfermedad”.

EM: ¿Cada cuánto es óptimo hacerle un control y en qué consiste el mismo?

JF: Lo ideal es un control por lo menos anual, que se puede hacer en el mismo momento de la vacunación si la mascota no tiene ningún síntoma previo. Consiste en controlar el peso, el estado general y ver que no haya enfermedad mediante el análisis de factores como la pérdida de peso, el estado del pelaje, fiebre, secreciones. En animalitos de edad avanzada, de más de 7 años, se recomienda control cada seis meses.

EM: ¿Y la desparasitación?

JF: Hay varios métodos, la mayoría es por vía oral con comprimidos. Se recomienda cada tres meses, para que la gente se acuerde les recomendamos que lo hagan con los cambios de estación. Los parásitos también son zoonoticos, se pueden transmitir no directamente del animal a la persona, pero sí por el ambiente, como al defecar. En esta región donde hay muchos perros callejeros, es mejor hacerlo trimestralmente, sino puede ser perjudicial.

EM: El tema de los baños, cortar las uñas ¿es preferible hacerlo con un especialista o qué precauciones deben tenerse para realizarlo en el hogar?

JF: Los baños pueden hacerse en casa. Si uno pretende un corte de pelo, que también tiene que ver con la salud del animal, es recomendable llevarlo a un peluquero canino que va a saber dejarlo en condiciones. Además, en ese proceso suelen iniciar tratamientos, conjuntamente con el baño, para los parásitos, como pulgas y garrapatas, después estos se continúan en casa.

Lo mismo en el corte de uñas, es óptimo llevarlos porque tienen un límite donde cortar y pueden sangrar si se pasa. Es importante tener en cuenta no bañarlos muy seguido, preferentemente cada 15 días y depende la especie, incluso conviene dejar pasar más tiempo. También el uso de productos indicados es fundamental, porque el shampoo de humanos es muy perjudicial. Con los gatos, por su parte, es mejor no bañarlos, ellos son muy limpios por sí mismos, si están sucios o con el pelo enredado posiblemente estén enfermos, funciona como una alerta.

EM: ¿Cuándo es recomendable castrar a un perro o gato? ¿Qué beneficios trae?

JF: La castración más allá del punto de vista reproductivo, también tiene beneficios en lo que es la salud, como la prevención de tumores mamarios en las perras, o testiculares en el caso del perro, también se evitan problemas de próstata.

Siempre es mejor la castración temprana, antes de los seis meses o después del primer celo, ya que después disminuye ese beneficio de prevenir patologías. Por otro lado, los riesgos son los de cualquier cirugía, fundamentalmente lo anestésico, que se tiene en consideración de acuerdo a cada paciente, su edad, peso. Asimismo, en caso de requerirse, se realiza un pre-quirúrgico, para saber que están bien y funcionando correctamente el corazón, riñones e hígado.

En cuanto signos secundarios, en las hembras, en algunas, puede haber incontinencia urinaria, luego de muchos años pasada la castración. Es muy poco el perjuicio, inclusive se médica y se soluciona, en comparación a los beneficios.

EM: ¿Cuál es el costo actualmente y que cuidados deben tenerse después de la cirugía?

JF: El costo depende del tamaño del animal, el rango va de 3500 a 4000 pesos. Pos castración, se necesitan cuidados, cabe aclarar. Sobre todo, reposo los primeros días, llevarlo a los controles, se dan medicamentos como antiinflamantorios, antibióticos, analgésicos que deben ingerirse en tiempo y forma; y, por supuesto, se debe limpiar la herida una vez al día, con antisépticos.

EM: ¿Cuál es tu visión sobre la tenencia responsable en Sierras Chicas?

JF: Deja mucho que desear. Así como tenemos en la clínica privada clientes con mascotas en condiciones excelentes, hay muchos perros sueltos con dueños, se les dicen de la calle, pero no lo son. También hay muchos que, aunque tienen hogar, no están en las condiciones correctas, de vacunación, peluquería, tienen ulceras o garrapatas.

“La tenencia responsable en Sierras Chicas deja mucho que desear. Hay perros sueltos que tienen dueño, se les dicen de la calle, pero no lo son. Otros tienen hogar, pero no están en las condiciones correctas”.

EM: ¿Cómo ves la participación del Estado en este asunto?

JF: El rol del Estado tiene que ver más que con asistir, con concientizar. Las generaciones futuras son los que más deben incorporar estos valores, les queda a ellos y así se multiplica. Los gobiernos deben precisamente aportar desde la educación.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.