El país. Días atrás, imágenes satelitales revelaron una masa de agua caliente que se ubica al este de Nueva Zelanda. La misma aparece como una gran mancha roja en un mapa satelital creado por Cimate Reanalyzer, ocupando un millón de kilómetros cuadrados. Además, posee temperaturas superiores al promedio y se está desplazando desde el Océano Pacífico hacia Sudamérica.

Frente a este panorama, Mario Navarro, observador meteorológico de la región, explicó que este fenómeno motivará los próximos tres meses con lluvias normales en Argentina, lo cual estaba previsto desde el año pasado. Además, afirmó que otra de estas masas se encuentra radicada en el Océano Atlántico.

“No hay manera de demorar la llegada”, afirmó y especificó que, actualmente, la temperatura de la masa se encuentra por 2.8 grados más del promedio.

Tras haber alcanzado un pico de 5 grados de temperatura en noviembre del 2019, inició un proceso de enfriamiento, que se notará en los próximos 40 días.

En este sentido, Navarro aseguró que se trata del “desarrollo normal de las corrientes cálidas del Pacífico”.

Respecto a las consecuencias, aparte de aumentar los niveles de caída de agua, alcanzando entre 600 y 800 ml en el norte de Sudamérica, se producirán nevadas en la Patagonia, mientras que, las lluvias rondarán en un promedio de 490 a 610 ml en el resto del país.

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.