Nació hace dos siglos en Austria pero se convirtió en una de las canciones más emblemáticas de la Navidad.

Nació hace dos siglos en Austria pero se convirtió en una de las canciones más emblemáticas de la Navidad.

El mundo. El villancico “Noche de paz, noche de amor”, nació en Austria hace 200 años.

Fue un 24 de diciembre de 1818 en una iglesia de la localidad de Oberndorf, cuando se cantó por primera vez por Joseph Mohr y su compositor Franz Xaver Gruber

El poema escrito por Mohr expresa en tres de las estrofas el ideal de la unión de los pueblos, un aspecto que era esencial para su autor, ya que había nacido en medio de la guerra.

Posteriormente, le pidió al organista Gruber que compusiera una melodía para acompañar su poema.

Luego de cantarla en la Misa de Gallo de 1818, los dos amigos se separaron.

Nunca imaginaron el éxito que acompañaría a la melodía, gracias a las familias tirolesas que cantaban la canción dentro del repertorio que ofrecían en ferias y actuaciones.

En la Noche Buena de 1914 fue entonada por soldados de distintas nacionalidades desde las trincheras de la Primera Guerra Mundial, en unas horas de tregua apodadas «milagro de hermandad».

En 1941, mientras la dictadura nazi intentaba imponer una versión propagandística, el presidente norteamericano Franklin Roosevelt y el primer ministro británico, Winston Churchill la cantaron en la Casa Blanca.

Dos siglos más tarde y traducida a más de 300 idiomas,  forma parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

Además cuenta con múltiples versiones de distintos artistas, como Johnny Cash, Sinead O´Connor o Simon y Garfunkel.