fbpx
9 diciembre, 2019

Mendiolaza. A siete meses de haber ganado las elecciones en Mendiolaza y transitando su sexto mandato consecutivo en la localidad, el intendente Daniel Salibi hoy atraviesa un proceso legal a causa de las denuncias realizadas por vecinos de El Talar.

A fines de octubre, se conoció que el juez de Control Gustavo Hidalgo confirmó la elevación a juicio de la causa contra Salibi por el delito de abuso de autoridad, luego de que el fiscal Matías Bornancini considerara suficientemente contundentes las pruebas y documentaciones presentadas por los vecinos.

El sitio donde se encontraban los residuos se encuentra en barrio El Talar (Foto: Mendiolaza Viva).

La acusación principal gira en torno a la existencia de un basural a cielo abierto en un predio de barrio El Talar, el cual funcionó por más de una década sin autorización de la Secretaría de Ambiente y que provocó una invasión de alacranes por el enterramiento de residuos en un lugar no autorizado.

Ángela Alessio, representante de la Asociación Civil Mendiolaza Viva (principal denunciante de la causa), comentó que las protestas en torno al basural comenzaron en el año 2017, cuando los vecinos acudieron a la Secretaría de Ambiente y Policía Ambiental. Un año después de esta denuncia, apareció una epidemia de alacranes en un sector cercano, lo cual agudizó las quejas ante el estado de emergencia social sanitaria.

Luego de este acontecimiento, la agrupación, en conjunto con otros vecinos, promovió un amparo ambiental para la erradicación definitiva del basural. Asimismo, realizaron una denuncia penal contra el intendente por incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad.

Tras llevar a cabo esta acción, a principios de octubre, el juez civil de Primera Instancia Gustavo Massano dictó una resolución frente al amparo ambiental presentado. En ella, entre otras cuestiones, declaraba responsable a la Municipalidad de Mendiolaza por el enterramiento de residuos en un sitio no autorizado y le ordenaba remediar el predio contaminado.

El documento también aludía a librar oficio al Ministerio de Servicios Públicos, a efectos de que evalúe la actuación de la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático, y a ordenar la investigación del intendente Daniel Salibi por posible delito de contaminación ambiental.

A su vez, el mandatario fue acusado de ocultar información al sostener que en el predio se había instalado una planta de transferencia temporal de residuos (cuando no existía una autorización para ello). Además, invocó la existencia de registros de gestión de la basura que jamás fueron presentados y alegó la ausencia total de soterramiento de residuos en el predio, aunque las investigaciones demostraron lo contrario.

La denuncia


“Estuvimos investigando los requerimientos que debe tener una planta de transferencia, tal como decía el municipio, y nos dimos cuenta que no había ningún expediente ni en la Secretaría de Ambiente, ni en el Concejo Deliberante de Mendiolaza, que certificara que allí funcionaba una planta de este tipo, que luego se convirtió en un basural a cielo abierto”, contó Ángela Alessio sobre los comienzos del caso.

Además, manifestó que esta investigación fue lo que provocó la elevación a juicio oral del intendente por abuso de autoridad, mientras que la presentación del amparo fue para lograr la “erradicación y clausura definitiva de ese basural y la remediación del predio”. “Todos los resueltos del juez Massano empiezan a correr. Ahora se instruye al Ministerio Público Fiscal para que investigue esta situación y, si determina que ha habido incumplimiento de las funciones públicas, entonces nos constituimos como querellantes de esa causa y se inicia otro juicio”, anticipó.

“Creemos que esta determinación es ejemplar para otros funcionarios de Sierras Chicas. El tema del abuso de autoridad, el incumplimiento de las funciones del deber público y, sobre todo, los delitos ambientales, son cuestiones de las cuales ellos pueden ser cómplices. Por lo tanto, que sepan que la Justicia ya está fallando a favor del ambiente y cualquiera puede estar en la mira si no cumple con lo que se tiene que hacer”, concluyó la vecina.

¿Qué dijo Salibi?

Daniel Salibi. Foto El Milenio.

Por su parte, el intendente Daniel Salibi habló con El Milenio para dar su opinión respecto a la situación. “Estoy sorprendido con el tema de la denuncia. Primero, por las características de la misma, que hablan de un basural, cuando en realidad nosotros llevamos los residuos a Piedras Blancas desde 2013”, declaró.

“Si nosotros hubiéramos tenido algo que esconder, no le hubiésemos planteado al fiscal que venga al lugar a ver. Por eso consideramos que termina siendo una denuncia política, sin duda, porque, insisto, no tenemos un basural a cielo abierto”, afirmó el intendente.

Asimismo, señaló que el predio se encuentra “totalmente remediado desde mitad de año, cuando la Provincia hizo el trabajo de enterramiento de lo que había quedado de 2015” y sostuvo que esta situación no pondrá en duda su futuro al frente de la localidad, haciendo referencia a las declaraciones de los concejales Nicolás Martínez Dalke y Gerardo Felippa, quienes pidieron la suspensión del intendente basándose en el art. 112 de la Ley Orgánica Municipal.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
Comunicate con El Milenio
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: