(Villa Allende) – Chequeado.com se define como un medio digital no partidario sin fines de lucro, que forma parte de la Fundación La Voz Pública. Este proyecto nació en 2010, con el objetivo de luchar contra la desinformación y mejorar la calidad del discurso público a través del chequeo de los datos que circulan en él. Fundado por Julio Aranovich, José Alberto Bekinschtein y Roberto Lugo, se convirtió en el primero en Latinoamérica en hacer “fact checking” (verificación de datos y hechos).

Aunque al comienzo se enfocaban en el ámbito periodístico, con el tiempo sumaron otras actividades de carácter formativo, como talleres online y asesoramiento a organizaciones y medios que buscan incorporar el chequeo como práctica en sus redacciones.

A su vez, esta organización participó en el control de los datos puestos en juego en los últimos dos debates presidenciales. A través de sus redes sociales, el equipo de Chequeado analizó las afirmaciones de los candidatos, explicando si los datos utilizados eran falsos, verdaderos, sacados de contexto, insostenibles o engañosos. 

Vale aclarar que el trabajo de Chequedo.com no está libre de polémica. En el transcurso de los debates, varios usuarios de Twitter y otras redes cuestionaron el criterio de selección de los datos a chequear. “A veces, en un mismo día y en función de la nota que leyeron, te tildan de macrista o de kirchnerista, pero en definitiva lo que nos importa es que las afirmaciones que circulan en el debate estén respaldadas”, comentó Nira Dinerstein, encargada de la gestión de proyectos educativos en Chequeado.com.

¿Cuándo y cómo hacer checking?

El verdadero/falso del discurso público 2

Socióloga, periodista, economista y docente, para Dinerstein una de las principales características de las noticias falsas, es que son virales. Para detectarlas, utilizan herramientas de monitoreo que reflejan la difusión de la misma en la web. Vale aclarar que estas noticias falsas pueden variar en relevancia y potencial de daño.

Respecto al proceso de chequeo, Dinerstein explicó que el primer paso es recurrir a la fuente original, es decir, a la persona que utilizó primeramente la información. De esta manera buscan aclarar de dónde vienen los datos utilizados. Luego los contrastan con otras fuentes, oficiales y alternativas. Con oficiales se refieren a todos los niveles del estado que producen información, por ejemplo, el INDEC; mientras las alternativas son las afirmaciones de expertos y organizaciones vinculadas al tema.  

“En Chequeado.com todas las notas están llenas de links,  porque se muestra de donde sacamos todo lo que se publica”, afirmó la encargada de educación. Luego de que se confirma la veracidad o no de una noticia, se publica en la web bajo diferentes categorías. Es falso en las redes, Hilando fino, Explicador, Investigación y Chequeo diario son algunas de las principales secciones del sitio.

Para saber si una cadena de Whatsapp es verdadera o falsa, los usuarios pueden comunicarse al celular de Chequeado.com (11 – 3679 – 0690).

Defensores de la verdad

Nira Dinerstein expresó que, como organización, se posicionan como “no partidarios”. “Lo que hacemos es buscar los mejores datos disponibles, diga quien lo diga. Nos dedicamos a publicar información chequeable, contrastable y viable”, expresó. En este sentido, su trabajo genera repercusiones tanto en los usuarios, como en los actores del ámbito público.

Un ejemplo de este impacto se observó hace poco cuando Chequeado calificó de “insostenible” (es decir, que no se podía verificar) un dato del spot de campaña de Alberto Fernández que hablaba sobre el número de PyMEs que habían cerrado en los últimos cuatro años. A raíz de esa observación, el candidato del Frente de Todos respondió publicando en Twitter las fuentes que sustentaban su afirmación.

En otra ocasión, Patricia Bullrich agradeció a Chequeado por aclarar que el video que circulaba en internet mostrando a la ministra en presunto estado de ebriedad, en realidad estaba ralentizado. Asimismo, el pasado 29 de octubre, el medio reveló la falsedad de un supuesto tuit del ex presidente uruguayo Pepe Mujica donde felicitaba a la Argentina por “librarse del yugo del neoliberalismo” y a Alberto Fernández por su triunfo en las elecciones.

Reverso y educación

Además de la verificación constante de la información pública, Chequeado.com también tiene otros proyectos. El más reciente es Reverso, una alianza de medios cuyo objetivo fue combatir la desinformación durante la campaña electoral y que incluyó, entre otros, a La Voz del Interior, El Tribuno de Salta, La Gaceta de Tucumán, Página 12 e Infobae.

A principios del mes pasado, Chequeado pasó por el Instituto Milenio Villa Allende, acompañando las capacitaciones de OAJNU (Organización Argentina de Jóvenes para las Naciones Unidas) en las que participan estudiantes de quinto y sexto año.

Para Dinerstein, es fundamental “que los chicos cuestionen todo lo que escuchan y tengan herramientas para verificar eso”. “No alcanza con hacer fact checking, hay que enseñarles a los jóvenes a valorar la información disponible y a discutir con más evidencia”, afirmó.

“No alcanza con hacer fact checking, hay que enseñarles a los jóvenes a valorar la información disponible y a discutir con más evidencia”

A nivel mundial

Chequeado pertenece a una red internacional de fact checking que se reúne cada dos años en un evento llamado Global Fact. En esta cumbre, se comparten ideas nuevas vinculadas a la práctica y surgen propuestas como Chequeabot, un software que permite recoger frases chequeables en tiempo real transcribiendo el audio a texto. Este mecanismo se utilizó durante los últimos debates presidenciales, lo que permitió agilizar la tarea de los chequeadores.


NOTA RELACIONADA

Anuncios

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.