7 julio, 2022

El Milenio

Noticias de Sierras Chicas

Marcelo Periales, una vida dedicada al entretenimiento

A seis años de la muerte de Marcelo Periales, en julio de 2013, El Milenio recordó al fundador de Neverland, empresa nacida en Río Ceballos que marcó un antes y un después de la industria de entretenimiento para chicos y grandes.

A seis años de la muerte de Marcelo Periales, en julio de 2013, El Milenio recordó al fundador de Neverland, empresa nacida en Río Ceballos que marcó un antes y un después de la industria de entretenimiento para chicos y grandes.

Periales luchó fuertemente contra un cáncer de pulmón que finalmente acabó con su vida a los 57 años. Foto gentileza La Voz del Interior.

El 9 de julio de 2013, el dolor embargó a la comunidad de Río Ceballos ante la noticia de la muerte de Marcelo Periales, gran entusiasta y pionero de la industria del entretenimiento puertas adentro. Tenía 57 años y había luchado los últimos tres contra un cáncer de pulmón. Aquel día, la ciudad que acompañó al empresario en sus primeros pasos se vistió de luto.

Sin embargo, el legado de Periales sobrevivió a su desaparición física. En Neverland, los más chicos disfrutan jugando con máquinas que no se encuentran en otros lugares, mientras los más grandes vuelven a sentirse niños por un rato. El objetivo de Periales era claro: crear un lugar en el que pudieran divertirse tanto los padres como los hijos.

Del pinball al país de Nunca Jamás

Foto gentileza La Voz del Interior.

Corría el año 1975 cuando, recién salido del secundario, con 18 años, Marcelo Periales empezó a concesionar máquinas flippers (pinballs) a bares de Córdoba y ciudades vecinas. Las ganancias las reinvertía en nuevos aparatos hasta que, al año siguiente, abrió su primer salón de juegos para niños en Río Ceballos con el nombre “Fascination”.

En 1990, los locales se multiplicaron y empezaron a diseñarse en función de un mismo concepto, como un parque. Así nació Neverland (llamado así por la legendaria tierra de “Nunca Jamás”, donde Peter Pan y los “niños perdidos” vivían sin crecer) y lo que comenzó como una pequeña sala de juegos se transformó en una cadena que hoy está presente en los principales centros comerciales del país.

Emblema del entretenimiento infantil

Periales siempre será recordado por su entusiasmo y su bajo perfil. Sus familiares y amigos rescatan su carácter innovador y su pasión por la industria del entretenimiento. De hecho, su vocación y entusiasmo lo convirtieron en socio fundador de la Asociación Argentina de Parques de Entretenimiento, al tiempo que su emprendimiento consiguió la membresía de la Asociación Mundial de Entretenimiento y el propio Periales fue presidente de la Asociación en Latinoamérica.

Roberto Laspina, vecino de Río Ceballos, fue íntimo amigo de Marcelo y, charlando con El Milenio, compartió algunos de sus recuerdos junto al popular emprendedor. Se conocieron en la estación de servicio donde ambos trabajaban, pero su relación no había trascendido lo laboral hasta que descubrieron su afición compartida por los autos y la música (en especial, por Madonna). Así, estos gustos en común los terminaron uniendo.

“Él me tenía mucho aprecio y yo a él, pero en nuestra amistad sabíamos que había momentos que podíamos compartir y otros que no, ya que estaba muy comprometido y dedicado a su proyecto”, recordó Roberto y agregó que Marcelo era una persona que, aunque hubiese tenido su peor día, siempre te iba a ofrecer su mejor cara. “Supo ser un buen amigo de la forma que le salió. Yo lo tomé de esa manera y disfruté mucho su amistad”, dijo Laspina.

Para Roberto, los mejores momentos eran aquellos en los que Periales pausaba el trabajo para dedicarle tiempo a sus amigos. Compartían comidas y hasta lo acompañaban en las tareas laborales, como la vez que salieron con sus motos a publicitar el negocio. Los amigos y familiares de Periales siempre lo apoyaron y acompañaron en sus proyectos, ya que Neverland “lo era todo para él”, recordó Roberto.

El presente de Neverland

Luciana Periales, sobrina de Marcelo, es actualmente CEO de Neverland. Foto gentileza Punto a Punto.

Hoy en día, Neverland posee 32 locales en Argentina y cuatro en España. Sus sucursales están presentes en 12 provincias, desde Chubut hasta Santiago del Estero, siendo la empresa argentina de entretenimiento más extendida.

Así el legado de Marcelo Periales aún sigue vivo, comandado por sus familiares, y busca expandirse a nuevos puntos de Argentina y América Latina. El año pasado, según informa el medio Info Negocios, la empresa facturó 426 millones de pesos y anualmente recibe entre seis y ocho millones de visitantes.

Foto gentileza Apertura.com.

Desde 2013, Luciana Periales, sobrina de Marcelo, es quien se encuentra al frente de la empresa como CEO. Criada en los primeros salones de su tío, empezó a trabajar formalmente en la compañía a los 18, animando cumpleaños infantiles. Después de un período fuera de Neverland, volvió para desempeñarse en distintas áreas, llegando finalmente al directorio, según contó en entrevista con La Voz del Interior.

En la actualidad, esta compañía de parques de diversión indoor apunta a competir con todas las formas de entretenimiento, desde las consolas de videojuegos hasta los parques de diversiones. A pesar del desafío que imponen las nuevas tecnologías, Neverland busca sostener la experiencia familiar como clave de su propuesta y apuesta a la innovación permanente del producto para mantener la chispa de la sorpresa en los más pequeños.

Diversia: un sueño interrumpido

Foto gentileza Punto a Punto.

Hacia el final de sus días, Marcelo Periales siguió fraguando nuevos proyectos. Diversia Ciudad, un emprendimiento de 40 mil metros cuadrados que pensaba construir en Rafael Núñez esquina Hugo Wast con una inversión (allá por el año 2010) de 20 millones de dólares, iba a ser su obra maestra; pero su muerte y las condiciones del mercado argentino no permitieron que prospere.

La iniciativa contaba con la participación del cordobés Eugenio Zanetti, director de arte, ilustrador, escenógrafo, pintor, diseñador, dramaturgo y director de cine argentino que ganó el Oscar a la Mejor Dirección de Arte en 1995 por la película “Restauración”.