Anuncios

El milenio

10 años conectando Sierras Chicas

El interior es lo que cuenta

Caminos del Interior es un emblemático ciclo que cuenta con más de quince años en el aire. En diálogo con El Milenio, Sandra Brisighelli recorrió la trayectoria del programa, desde sus inicios hasta la actualidad, recordando anécdotas y momentos preciados, dignos de contar.

“Esperamos que la familia se vea reflejada y buscamos que eso no se pierda”.

´Caminos del Interior’ es un programa que se transmite cada mañana de sábado en canal 12. Es producido por Medios y Producciones Córdoba SRL, empresa cuya sede se encuentra en Unquillo.

Nació en 2002 con el objetivo de ser un fiel reflejo de las actividades de los municipios, comunas, instituciones y empresas de Córdoba. “La provincia tiene 427 localidades y realmente hay mucho para conocer, su cultura, su turismo, la gente, las necesidades de cada localidad”, narró Sandra Brisighelli, productora del ciclo.

Inicialmente, cada programa tenía una duración de 30 minutos, pero luego, tras la necesidad imperiosa de dar a conocer toda la información que registraban y gracias al apoyo del canal, los episodios se extendieron a una hora.

El equipo lo componen 11 personas, entre los que se encuentran conductores, editores, productores, camarógrafos, quienes recorren la provincia buscando y recolectando historias y narraciones para presentar cada semana.

El programa se filma en distintos lugares los días martes y miércoles. “Son entre siete y diez localidades que se visitan y se ponen dentro del producto, esas son las notas que salen al aire en cada programa”, contó.

En cada lugar conversan con intendentes, jefes comunales o residentes que expresan sus preocupaciones, intereses o anécdotas sobre aquella ciudad o pueblo que habitan. A partir de esto, el programa visibiliza algunas problemáticas y colabora con ellas. En otras ocasiones, se presenta cada lugar a partir de un recorrido turístico.

Sandra Brisighelli es la productora del ciclo, pero no trabaja sola. En el equipo también colaboran su esposo y su hijo. Este último, Renato Braconi Brisighelli conduce, junto a José “Pepe” Pivatto la edición de cada semana.

Dinámica familiar

“Córdoba tiene riquezas desde donde lo veas, tiene de todo”.

El Milenio: ¿A la hora de producir, influye el hecho de que trabajen en familia?

Sandra Brisighelli: Considero que es importante, pero siempre cuidamos que cada uno tenga su espacio. Realmente somos un equipo, todos diferentes, con distintos pensamientos, pero siempre respetándonos. Es importante escuchar a la otra persona. Me parece que se puede lograr un equipo de trabajo familiar siempre y cuando nos escuchemos. Así como los mayores aportamos, los menores también lo hacen. Respetamos lo que hace Renato Junior, lo que hace Renato padre, lo que hace Valentino y lo que hace Sandra. Son formas diferentes de ver.

EM: ¿Buscan que la dinámica familiar se refleje en el programa?                                  

SB: Sí. Yo estoy encargada de la parte humana, que para mí va de la mano de esto. Porque realmente cuando vos llegás a una localidad, no solamente entrevistás al intendente, sino que te involucrás con un colegio, con una casa, en donde te invitan un mate, en una charla. Esperamos que la familia se vea reflejada y buscamos que eso no se pierda.

Éxito y audiencia

EM: ¿Cuál consideran que fue su máximo logro?

SB: En lo personal nuestro máximo logro es la gente. Poder llegar a ellos, ver la necesidad que tienen, la humildad de las personas, el respeto. Los valores estuvieron desde siempre y siguen estando y así seguirán. Eso para mí es lo más importante, el ser humano.

EM: ¿Qué es lo que más les gusta a sus televidentes?

SB: El poder mostrar los pueblos y las ciudades, y permitirle a aquellos que, por cuestiones económicas, no pueden conocer otros lugares ni poder recorrerlos, apreciar el paisaje, lo cultural, la solidaridad de las personas, el crecimiento de cada lugar. Podemos estar de acuerdo con el gobierno o no, pero hemos sido parte de este crecimiento, porque también esta pantalla sirve para preguntarle al intendente o al presidente de comuna las necesidades del pueblo y eso fue un puntapié para conocer estas localidades.

EM: Quince años al aire es mucho tiempo ¿Hay algún secreto para que el programa perdure tanto tiempo?

SB: La comunicación y el amor por lo que uno hace, la pasión. Además, el hecho de que somos las mismas personas las que estamos hace quince años. Hemos ido mejorando el producto con el canal, los camarógrafos, la edición. Todos los años vemos que hay que ir perfeccionando.

Lo otro es el respeto, el cumplir con el trabajo que vos ofrecés, lo que le prometés a la localidad. Ser respetuoso. No que digas de hacer una nota y después no la sacás. También pedir disculpas si tuviste algún error. Nos ha pasado, porque somos seres humanos y nos podemos equivocar.

Cuando les hablo de crecimiento, yo soy de la idea de que el crecimiento debe ser paulatino, tranquilo y seguro. Hablamos mucho con mi marido, con mis hijos y con el equipo de que, lo que se hace de a poco, es seguro. Esto de querer abarcar mucho no se puede, porque no hay respeto, no se puede cumplir. Apostamos por poder comprar equipos, porque sabemos que tenemos que ir mejorando la calidad. Invertir en el automóvil que se necesita para viajar, porque nuestra camioneta hace muchos kilómetros por mes. Apostamos también a colaborar con el grupo de gente y las personas que trabajan con nosotros. Ellos no son empleados, son un equipo de trabajo. Es eso, es el respeto entre nosotros, a los televidentes, a los políticos, a los empresarios. Somos todos iguales, no tienen nada que ver los títulos, sino con ser humanos.

Historias del corazón

EM: ¿Hubo alguno de los programas que les tocó el corazón?

SB: Nos pasó cuando estábamos en camino a una localidad de Guanaco Muerto. Tuvimos varias peripecias, como que se nos rompió una cubierta, nos faltó agua, muchas cosas que implicaron que igual llegáramos al paraje Los Charcos. Allí, debido a lo que nos había pasado, una señora nos esperaba para comer, junto a su hija. Hicieron cabrito, veías cómo lo pelaban, cómo cocinaban, se comunicaban de un modo simbiótico, en un lugar donde no hay casi nada.  Lo que más me emocionó fue poder hacerles una nota, con lo poco que pudieron hablar. Fue muy importante escucharlas y ver sus caritas que sonreían cuando vos decís “¿de qué, si no hay nada?” y lo tienen todo, porque lo principal es el amor. Después, al mes murió la madre y luego su hija. Eso me entristeció, pero también me alegró haber podido conversar con ellas.

Otra de las anécdotas muy lindas fue llegar a El Chacho que es la última localidad de Córdoba, donde viven 40 familias, unas 200 personas y muchísimos niños. Llegamos a un colegio y vimos las necesidades. Esos chicos no habían ido nunca a un río e incluso es una localidad que tiene falta de agua. Entonces hicimos la gestión a nivel gobierno para que nos dieran un colectivo para poder llevar a esos niños a un río en Villa de Soto. Iban felices. Hubieras visto cuando llegamos y se abrió el colectivo. Los chicos se iban y se tiraban con la ropa que traían puesta. Esas son las cosas que te llenan el alma.

Superando obstáculos

EM: ¿Qué problemas se le han presentado durante este proyecto?

SB: A veces las rutas, que se han ido desmejorando. Nosotros entramos a lugares inhóspitos y que realmente decís “¿cómo entrás acá?”. No los considero problemas, porque siempre tienen solución. Es la actitud, considero que cuando uno sale a otros lugares es importante pensar que todo va a salir bien y que todo lo que se te interponga en el camino es para crecimiento.

EM: Debido a que actualmente los televidentes han ido cambiando sus hábitos de consumo ¿Cuáles son las formas de atraer su atención?

SB: Sabemos que la tecnología es importante y la aplicamos en el programa por la cuestión de las redes sociales. A veces nos preguntamos ¿qué pasará de acá a unos años? si tendremos otros aparatitos. Creo que la televisión y la radio tienen que estar, son importantes a la visión y a la parte auditiva. También es fundamental que surjan nuevos canales y radios, que cada localidad tenga también lo suyo, ya que hay trabajo para todos.

Profetas en su tierra

EM: ¿Cómo cree que influye el programa en Sierras Chicas?

SB: Yo creo que por los años que llevamos de trabajo, es importante darlo a conocer tanto a nivel provincial, como nacional e internacional y conozcan cómo vive la gente en Sierras Chicas, el crecimiento de las localidades, teniendo en cuenta lo bueno y lo malo. No es un programa de crítica, es un programa de ayuda, de crecimiento. Cada programa tiene lo suyo y está bueno para el crecimiento de cada localidad, ya sea Sierras Chicas, o cualquier otro departamento. Te imaginás que Córdoba, que tiene 427 localidades de las cuales, en 15 años de trabajo hemos recorrido 320 y volvemos todos los años, pero también visitamos otros lugares, lo que muestra que Córdoba tiene riqueza desde donde lo veas, tiene de todo. Cada departamento tiene lo suyo.  Sierras Chicas tiene su parte, el departamento San Justo tiene otro, todos tienen belleza.

EM: Finalmente ¿Qué significa para ustedes la zona de Sierras Chicas? Unquillo específicamente. 

SB: Creo que tiene mucha belleza cultural, que se pueden hacer muchas cosas. Como personas tenemos que abrir un poco nuestro pensamiento, nuestra cabeza, y están ustedes, los jóvenes, para mostrarnos a los grandes, todo lo que se puede aquí en Unquillo. Siempre y cuando sea con respeto, y aceptando que ustedes tienen una manera de pensar diferente a la nuestra, pero también deben respetarnos y aceptar las cosas que tenemos para mostrarles. Lo de antes ha sido bueno, lo de hoy es bueno y lo que va a haber más allá, va a ser bueno siempre y cuando uno sea consciente

Hace 25 años que estoy en Unquillo y he visto el crecimiento, hay cosas que me gustan y cosas que no me gustan, pero yo trato de ser consciente y lo que quiero para mi vida lo muestro. De eso se trata, que empecemos todos a ver qué necesitamos en esta localidad para ir creciendo. Hay mucho para hacer en todos los lugares, nunca va a dejar de haber cosas para cambiar.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: