Anuncios

Costumbres argentinas

Entre el asado, las empanadas, la picada y el vino se encuentra el paladar de los ciudadanos de Sierras Chicas. Las ofertas gastronómicas en la región son diversas, pero algunas aún conservan lo tradicional.


Por Redacción El Milenio | periodico@elmilenio.info


En Argentina, el buen comer es casi un culto. La variedad y la calidad de los alimentos producidos en el país y la abundancia del campo argentino, hacen del comer y del beber un motivo de encuentro y de disfrute para muchos argentinos.

Las comidas típicas de nuestro país se afianzaron y popularizaron gracias a la fuerte influencia de los inmigrantes, especialmente italianos, españoles, franceses, griegos, árabes y judíos, sumados a las antiguas tradiciones de los pueblos originarios.

Un factor determinante de la gastronomía local, es que Argentina resulta ser uno de los mayores productores agrícolas del mundo. Es gran productor de trigo, poroto, choclo o maíz, carne –en especial la vacuna- leche y soja.

La provincia de Córdoba es una de las regiones de mayor influencia europea, aunque es asimismo importante por sus producciones pecuarias, en especial de ganado vacuno. Por ello, uno de los platos típicos es el asado.

En Sierras Chicas abundan las parrillas, donde se pueden probar los chorizos y la salchicha parrillera, que son hechos con carne de cerdo, y muchos los comen en sándwich con pan francés: el famoso choripán. También se puede comer morcilla criolla que incluye nueces y pasas de uva. Al mismo tiempo, predominan las achuras, como mollejas, riñón, chinchulines, tripa gorda, entre otras.

Resultado de imagen para asado

Un dato no menor, es que en las parrillas de la zona cuentan con un abanico de tipos de vegetales y ensaladas, lo que facilita la convivencia entre carnívoros y vegetarianos.

Además de las parrilladas, muchas comidas representan  las costumbres de la gente de la región, algunas adquiridas en la época colonial, otras de origen aborigen y otras que derivan de ambas.

En nuestra región de Sierras Chicas existen algunos restaurantes especializados, aunque son los menos. Sin embargo, en la mayoría de los comedores siempre hay, al menos ,un plato regional, sea empanadas, fiambres o vino.

Una oportunidad para probar los sabores típicos de la región son las ferias y fiestas populares, donde se instalan pequeños puestos ambulantes, y la cocina está a la vista de todos. Se puede comprar choripanes, humita, locro, empanadas, como también pastelitos, tortillas.

La empanada, según los cordobeses, es dulce, con azúcar, pasas de uvas, papas y aceitunas. Obviamente la carne es el principal ingrediente del relleno.

Las minutas


En los restaurantes suelen servirse comidas de preparación bastante rápida llamadas minutas. Algunos de los platos que lo integran son: milanesas, churrascos, bifes, escalopes, tallarines, ravioles y ñoquis. Aunque algunos son muy típicos de los lugares de ventas de comida: los “bifes a caballo” (bistecs de carne vacuna acompañado con dos huevos fritos), la “milanesa a caballo”, la “milanesa completa” (una milanesa con dos huevos fritos y una guarnición de papas fritas), el colchón de arvejas, la “suprema de pollo”, el filet a la romana, los matambres, la lengua a la vinagreta y los sándwich.

Un postre que suele ingerirse tras estas minutas es el flan de vainilla acompañado con dulce de leche.


La picadita


Resultado de imagen para picada argentina

Las picadas también entran dentro de las ofertas gastronómicas de Sierras Chicas, las cuales son consumidas en los hogares o en los bares, son un conjunto de platillos en los que se encuentran distribuidos dados de queso semiduro, dados de salame, aceitunas en salmuera, cuadraditos de pizza, cuadraditos de milanesa, papas fritas, maníes, berenjena en escabeche, etc.

Toda picada se consume acompañada por alguna bebida alcohólica (un “fernet”, un “vermut”, una cerveza, un vino con soda).


Lo que ya no se come


Según el Licenciado en Alimentos Carlos García, los productos locales y estacionales son mejores por su grado de frescura y por sus propiedades. Aunque “la mayoría de estos productos han perdido protagonismo en las mesas cotidianas”.

García explicó a El Milenio que abunda en la cocina local los métodos de cocción de guisado, el cual no incorpora materias grasas extras. “En el caso de los vegetales, el aprovechamiento privilegia el producto entero y no refinado”.

“Muchos alimentos considerados propios de las comunidades comechingonas, cuyos ingredientes son originarios de la zona, ya se perdieron casi por completo, por ejemplo: el arrope, la aloja, la añapa, la harina de algarroba, el patay, el pichico de mistol, el ankua, la harina de maíz, la mazamorra, el mote, el locro, el choclo asado, el charqui, la sopa chica y la sopa con charqui”, sostuvo el licenciado.

“Uno de los productos que debería fomentarse fuertemente creo que es la mazamorra. El maíz es un símbolo en la región de Sierras Chicas”, manifestó García.

“La alimentación es una expresión cultural muy fuerte. Creo que la razón fundamental del cambio en los hábitos de consumo es justamente que nuestra cultura está cambiando y, naturalmente, el modo de alimentarnos también. Los cambios en la familia, el hecho de que la mujer trabaje fuera de su hogar y sus niños pasen mucho tiempo fuera de él (en guarderías o jardines), la disminución en la población rural y el crecimiento de las urbes, la adopción de patrones de consumo extranjeros, el ritmo de vida acelerado y muchos otros factores contribuyen decisivamente en estos cambios”, finalizó García.


Patrimonio Cultural, Alimentario y Gastronómico


La Secretaria de Cultura de la Nación ha determinado que el vino tinto malbec, el mate conjuntamente con la yerba mate, el dulce de leche, la empanada y el asado lleven el sello de Patrimonio Cultural, Alimentario y Gastronómico Argentino, por tratarse de productos típicamente argentinos y de consumo generalizado en todo el país.

Anuncios

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

Otras noticias de elmilenio.info

Deja un comentario

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: