Anuncios

Arte múltiple

Micaela Trocello es una artista de Río Ceballos que se especializa en el arte del grabado. En entrevista con El Milenio brindó información acerca de su trabajo, cómo decidió ser artista, lo que la inspira al realizar sus obras, entre otras. Realiza diferentes talleres de arte y es profesora en la Facultad de Artes de Córdoba.


Por María Pía Recupido

y Facundo Chiquilito | periodico@elmilenio.info


El Milenio: ¿Cómo fue tu acercamiento al mundo del arte?

Micaela Trocello: En realidad siempre, desde adolescente tuve como un vínculo muy fuerte con esta necesidad del hacer manual, de pintar, de grabar. De hecho hice talleres para adolescentes que había en la Figueroa Alcorta, que es la escuela provincial que ahora es la ciudad de las artes. En esa época estaba muy cerca del cole donde yo iba, entonces salía del secundario y me metía a pispiar y a mirar. Bueno, yo estaba muy entusiasmada, es muy seductor en el arte el tema de trabajar con materiales nuevos, trabajar con las herramientas que uno empieza a manejar y demás, habíamos hecho algo de pintura, de dibujo, algo de escultura.

En ese momento la profe dice: “Ahora vamos a hacer algo de grabado”; yo no tenía idea de qué era. Lo primero que hicimos fue una talla en madera, que para mí era tallar una madera, hacerle unos dibujos, y después nos dice “ahora los tenemos que entintar y de ahí vamos a sacarles copias”. Entonces yo pensé: “esto es un asco, yo no voy a arruinar mi trabajo”. Yo tenía otra concepción, yo creía que eso era una talla para el living de la casa, y no, eso era una matriz que me iba a permitir hacer artes múltiples, y básicamente eso es el grabado.

A pesar de que en su momento no me gustó, pasaron un par de años y terminé haciendo la especialidad en grabado justamente. Sí, así que en realidad desde muy joven empecé y cuando tuve que decidir que estudiar en la facu, no lo dudé.

EM: ¿Qué es lo que te inspira a la hora de realizar tus obras?

MT: En general a mí siempre me motiva mucho contar historias, justamente del pasado, me interesa mucho el concepto de la identidad familiar, cultural, las construcciones sociales de época. Entonces puedo contar por ejemplo una obra que tengo sobre Macacha Güemes y Carmen Puch Güemes, que fueron la mujer y hermana del general Güemes.

A través del arte me permito evocar esos personajes que fueron muy importantes en la historia que están invisibilizados a nivel histórico. Entonces hago todo un rastreo desde otras artes, respondiendo un poco a la pregunta yo cuando empiezo a trabajar necesito de otras artes, de la música, de la poesía. Y en este caso fue del folklore salteño, donde si hablaban de ellas, entonces vuelvo a evocarlas, convoco a unas modelos y hago dos momentos importantes en la vida de ellas, que están relatados de manera oral o en alguna de las poesías del norte.

Para mí siempre es como muy importante todo lo que yo puedo armar con mi discurso visual a partir de otros lenguajes artísticos, y lo histórico siempre me interesa, a los fines de volver a revisar para avanzar.

Para mí siempre es como muy importante todo lo que yo puedo armar con mi discurso visual a partir de otros lenguajes artísticos, y lo histórico siempre me interesa, a los fines de volver a revisar para avanzar.

EM: ¿Cuál es el tema más presente en tus obras?

MT: La construcción del género femenino.

Ahora por ejemplo estoy revisando mi historia personal, que es la de mí bis abuela que no sabía nada de ella. La instalación de las rosas es todo grabado, es un recurso bien contemporáneo desde el arte impreso porque yo repito muchas veces una misma imagen la cual armo para después desarmarla.

Después voy recortando esas flores que se van cayendo, evoco una situación que me cuenta una tía abuela que es la última que queda de las tres hijas de mi bis abuela Rosa. Le pregunté si no tenía algo de su mamá y ella me dijo que no le quedaba nada, pero abrí una valija que tenía encajes, unas mantillas y estaba todo comida por las polillas. Mi bis abuela se vino de España con 20 años, es del 1900.

Yo me quede con esa imagen de la valija y los encajes todos comidos y bueno, eso era un poco lo que quería representar, la vida de Rosa, una chica con la ilusión de venirse al país, de poder progresar de la guerra. Y de repente voy desmembrando desde arriba hacia abajo y las cosas van cambiando de color, van del rosa al negro, pasan por el violeta y los rosas más sucios, las rosas que se van abriendo y cayendo.

EM: ¿Qué estilo y movimiento artísticos realizas en tus obras?

MT: Pensando un poco en el arte actual, en el arte contemporáneo una de las primeras premisas tiene que ver con la disolución de los límites entre disciplinas, entonces ya es muy raro definirse como grabador, como pintor, si no es como artista visual. Es todo incluido, porque ya excede lo plástico, porque yo ya puedo hacer arte digital, fotografía digital y no necesariamente estoy trabajando con lo plástico, con las manos.

Y también cada proyecto te va a exigir que la técnica este en función de esos significados que vos querés poner en materia, de ese relato visual. Entonces a veces voy a hacer performance con cuerpo, o me voy a vestir yo de determinada mujer y sacar fotos. A lo mejor voy a pasar esa foto en una chapa de grabado y término haciendo arte objeto, corazones con alfileres.

Siempre el relato va cambiando de cuerpo matérico, y entonces en cuanto a los estilos también es difícil porque, así como se han disuelto las fronteras entre disciplina artísticas, hoy por hoy el tema del estilo también. Pero sí, me encuentro desde la figuración, he trabajado mucho tiempo con la figura humana, con la figura femenina particularmente por estas pretensiones mías de querer hablar sobre la construcción de género femenino.

Quizás sí tengo predilecciones por la cuestión de lo decorativo, de lo barroco, porque también me ha interesado la mirada contemporánea respecto a la mujer cordobesa, en general son mujeres muy coquetas, tienden a construirse en ornamento, todo lo que tiene que ver con armarte desde afuera, es decir estéticamente. Estas construcciones que son obras, yo las veo trasladadas en mi entorno, en mi contexto, en las personas.

EM: ¿Participaste en algún concurso?

MT: Una de las cosas que tiene de interesante el grabado es que es mucho más fácil circular tus obras. Como son estampas uno las mete adentro de un sobre y aparece la magia del correo, por ejemplo, he mandado obras a China, se expusieron y después vuelven de nuevo; las mandan en un tubo.

El grabado te permite mover tu obra, circular en otros circuitos. Tengo obras en China, México, España y tengo dos menciones especiales.

Anuncios

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

Otras noticias de elmilenio.info

Deja un comentario

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: