Anuncios

DESAFIANTE

La vida de una actriz está llena de desafíos, como las historias que interpreta, como la docencia que ejerce ante sus alumnos, como el deseo de compartir entre pares la pasión por el arte escénico. En realidad, estamos hablando de Diana Lerma, quien desde hace poco tiempo es parte de la Comedia Cordobesa, pero desde hace un buen trayecto que es una pisadora fuerte de las tablas.


 Por Matías Pérez | matiasperez@elmilenio.info


Cuando las musas despiertan, la inspiración surge y contagia. La historia de una actriz como Diana Lerma se construye a través de la mezcla inmigratoria y los sueños constantes de la vida, dejando en claro su esencia ancestral nómade, cuando viajó desde San Salvador de Jujuy para estudiar teatro en la capital del cuarteto, cuando viajó a Italia para conocer la cuna de su mamá o simplemente cuando hace sonar su cascabel atado a la mochila para recordar sus raíces norteñas.

Por eso, quizás sea hija del mundo, porque disfruta de todos los lugares en los que marca su huella, aunque asegura que tiene dos constelaciones terrestres favoritas: Humahuaca y Roma. Dos extremos unidos por amor de padres, que dieron a la artista cordobesa de origen jujeño y con descendencia italiana, un don de libertad, de proyectar, de alcanzar y compartir su aventura.

Hace poco esta actriz, docente y directora independiente, ingresó a la Comedia Cordobesa como elenco estable, mientras que en estos momentos presenta su nuevo andar teatral.

El Milenio presenta a la desafiante Diana Lerma:

El Milenio: Presentanos a Diana Lerma.

Diana Lerma: Diana Lerma… Jujeña, carnavalera, actriz, Licenciada en Teatro, reside en Córdoba donde encuentra en cada proyecto teatral una familia con la que se divierte, discute, ama, extraña y no puede vivir sin eso.

“Trabajar en el ámbito independiente del teatro tiene sus pros y sus contras. Es adrenalina y creo que es también lo que nos hace más fuertes, lo que nos mantiene resistiendo en este espacio”.

Acto 1: Génesis Lerma

EM: ¿Cuándo comenzó tu pasión por la actuación?

DL: Cuando era adolescente, hacía danzas folclóricas en Jujuy.

Un día fui a ver una obra de teatro muy famosa que se llamaba “Esperando a Godot”, ahí me di cuenta que había algo de ese universo del que quería formar parte, me movilizó. Por lo que tras terminar el secundario me vine a Córdoba, a estudiar la Licenciatura en Teatro.

EM: ¿Tu primer trabajo como actriz?

DL: Mi primera obra de teatro como actriz fue muy linda. Fue en “8 espasmos” de la que tengo los mejores y hermosos recuerdos, porque ahí aprendí a trabajar en grupo, empecé a relacionarme,  a tejer redes de amigos, de gente conocida y realmente aprendí a aferrarme a esto que me gustaba, creer en lo que hacía fuertemente.

Con esta obra ganamos un premio, y esto fue en el año 2010.

Acto 2: La pasión

EM: ¿Cómo es ser actriz independiente en Córdoba?

DL: Es un oficio que me encanta, pero es muy importante tener una fuerte convicción y una pasión absoluta por lo que se hace. Es ahí donde me doy cuenta que no estoy sola en esto, sino que hay muchas otras personas que buscan lo mismo, ya sea el público, los espectadores, los amigos o la misma realidad que vivimos, que nos da letra, para hacer las actuaciones, para hacer las obras de teatro y que nos dan ganas de transformar esa realidad, de embellecerla en algún punto.

En este ámbito no sabés si tu trabajo va a gustar, no sabés si van a venir cuatro personas o vas a tener la sala llena, pero en realidad, más allá de eso, creo que es importante creer en el hecho de que reunir a un puñado de personas para que vean y que veamos la vida de otra forma, nos hace un poco más humanos, nos hace más presentes. Es como un acto de fe.

Acto 3: El arte de enseñar

EM: Diana Lerma y la docencia.

DL: Vengo de una familia de docentes, por lo que creo que por ese lado hay algo que me vincula fuertemente a las aulas, me gusta mucho.

Además, poder transmitir lo que hago y todo lo que sé de teatro a los alumnos, me puso en un desafío diferente al de ser actriz.

EM: Alguna anécdota relacionada a tu paso por el Instituto Educativo Nuevo Milenio de Unquillo.

DL: Hay muchas, pero rescato dos momentos:

Las veces que lloraba de la risa al ver las actuaciones y algunas escenas de los chicos, de sentirme una espectadora más de las cosas que hacían y no verlos como la maestra o la docente que los juzga, sino más bien disfrutar de lo que ellos disfrutaban.

Tuve la oportunidad de hacer un personaje y actuar frente a los chicos, y poder ver sus caras de sorpresa, de asombro, esa inocencia al ver esa cosa de realidad – ficción, es bellísima y gratificante.

Acto 4: Los éxitos

EM: Contanos de tu tarea en el Teatro Real ¿Cómo comenzó tu relación con este teatro?

DL: El año pasado se llamó a concurso para cubrir cargos de actores y actrices en lo que respecta a los elencos estables de la provincia, que funcionan en el Teatro Real, como la comedia cordobesa, la comedia infanto- juvenil y la de títeres. Se presentaron muchas personas, entre las que estaban colegas y amigos míos. Y tras realizarse el concurso público, quedé seleccionada y contratada, por lo que formo parte del elenco estable de la Comedia Cordobesa como actriz.

EM: Proyectos relacionados al Teatro Real.

DL: Comencé hace una semana y en este momento estamos preparando una obra que se llama “Seis personajes en busca de autor”, de Luigi Pirandello, que está dirigida por una directora de Buenos Aires, Corina Fiorillo (La primera directora mujer en ganar el ACE de oro), y esta se estrena el próximo 6 de octubre.

Se trata de algo nuevo, muy diferente al teatro independiente.



Acto final: Proyecciones

EM: ¿Qué objetos no te abandonan nunca?

DL: Yo siempre tengo un cascabel enganchado en la mochila, porque en Jujuy este instrumento es muy fuerte. Además, simboliza lo que extraño a mi provincia, con sus fiestas y sus rituales.

Pero también hay objetos que no son tangibles, que son los recuerdos de mi papá o de mi familia, que como no los tengo cerca, trato de llevarlos conmigo, y si viajo lejos los llevo en fotos.

EM: ¿Tu lugar favorito en Córdoba?

DL: Todavía no tengo un lugar favorito en Córdoba, es decir, no lo tengo bien definido, porque me siento bien en cualquier espacio, ya sea sola o en compañía.

EM: ¿Y en el mundo?

DL: En el mundo tengo dos: uno es la Quebrada de Humahuaca y otro es Roma.

Son los dos lugares donde me encuentro con un poco de mis historias y de mi árbol genealógico, con otras cosas que trascienden al presente y van más hacia el pasado.

EM: ¿Un sueño cumplido y uno por cumplir?

DL: En cuanto al sueño cumplido, tiene un poco que ver con la respuesta anterior. Es haber viajado a Italia con mi mamá, donde conocí parte de la familia, porque ella es de la península. Me sirvió para reconstruir el pasado y la historia de ella, de su tierra, que también es mi historia.

Por otro lado, todavía hay muchos sueños por cumplir me parece y de eso nos alimentamos constantemente.

EM: Para finalizar: ¿Tu gran proyecto de vida?

DL: Como proyecto me imagino y quisiera un pedacito de tierra, mucho sol, una familia y recibir amigos en ese lugar proyectado.

 

Anuncios

EL MILENIO

[elmilenio.info] Sitio Web de Noticias – Director: Guillermo E. Risso – Propietario: Fundación Josefina Valli de Risso - Domicilio de la publicación: Crucero General Belgrano, b° Los Talitas – Unquillo – Tel: 03543 480349 [Copyright Ⓒ 2017 Fundación Josefina Valli de Risso]

Otras noticias de elmilenio.info

Deja un comentario

Conectate con Sierras Chicas
A %d blogueros les gusta esto: